El CD Tenerife recibe ante Osasuna otra bofetada de realidad

Pamplona, tampoco. Diez minutos transcurrían en El Sadar, y el CD Tenerife ya iba por detrás en el marcador. En el mismo minuto Naranjo erraba en un mano a mano (tras un brillante pase de Malbasic) y Juan Villar abría la lata mediante un disparo que acabó en gol tras tocar en Aveldaño, cogiendo a contrapié a Dani Hernández.

Del 0-1, al 1-0, y Osasuna cómodo y predispuesto a dar un nuevo mazazo ante las salidas alegres del equipo de Oltra en busca del empate. Joao disparó fuera tras una jugada personal poco después, pero lejos de tener clarividencia el CD Tenerife empezaba a precipitarse en sus decisiones en materia ofensiva.

Dani Hernández evitó el 2-0 en línea de gol tras un centro-chut de Lillo y Osasuna se hacía con el control del choque, coincidiendo con una alarmante desconexión blanquiazul, a todos los niveles. El CD Tenerife daba así un paso atrás y achicaba como podía ante las continuas cometidas rojillas. El nivel de contundencia era notorio.

Superada una breve avalancha, los balones en largo a Malbasic parecían ser una de las pocas soluciones para igualar la balanza. Pero el majorero Aridane siempre estaba atento al corte, y el CD Tenerife seguía perdido. Tanto, que rebasado el tiempo añadido de la primera mitad Oier puso tierra por medio.  Dani erró en la salida por alto, la portería desguarnecida…y el partido cuesta arriba.

Una vez reanudado el choque, el guión debía dar un giro de 180 grados en clave blanquiazul. Suso sustituyó a Tyronne (lesionado en un tobillo), pero la frescura y habilidad del capitán resultó en balde.

Dani evitaba otro tanto a disparo de Roberto Torres y a renglón seguido Malbasic corría con la misma suerte que Naranjo. Tres ocasiones claras marradas (una de ellas un claro mano a mano y otra un balón al palo) y luego una intentona de Joao constataban las ganas terribles del CD Tenerife de salir de una ‘casa de los horrores’ llamada El Sadar. Un feudo en el que hacía su debut Javi Alonso con la camiseta del primer equipo, y donde pasó desapercibido en los cinco minutos que estuvo sobre el verde. El desenlace fue el mismo que casi siempre. La lucha es por la permanencia, es la cruda realidad.

OSASUNA: Rubén, Lillo, Clerc, Unai, Aridane, Oier, Roberto Torres, Mérida, Barja, Rubén Garcia, Villar.

CD TENERIFE: Dani, Luis Pérez, Camille, Ruiz, Aveldaño, Milla, Undabarrena, Joao, Tyronne, Naranjo, Malbasic. También jugaron Suso, Borja y Javi Alonso.

GOLES: 1-0, Villar (10’) ; 2-0, Oier (45+2’).

 

No existen comentarios

Publicar un comentario