El CD Tenerife peca de soberbia y se estrella ante el Córdoba CF

Frenazo a la ilusión. El CD Tenerife llegaba al a cita de este sábado con actuaciones que elevaron su caché, con las que se ganó un respeto que había perdido meses atrás. El Córdoba ha devuelto a la realidad a un equipo que no tuvo su día. Hecatombe en el Heliodoro (0-2).

El CD Tenerife salía mandón, voluntarioso y con las ideas claras en los primeros compases, pero no se esperaba un Córdoba contestón. Hasta en tres ocasiones en apenas un cuarto de hora pudo adelantarse en el marcador el equipo blanquiverde, pero la definición no era la deseada afortunadamente para los locales. Incluso la madera se interpuso en la ilusión visitante por hacer el 0-1. Faltó poco para el gol olímpico de Menéndez.

Malbasic, CD Tenerife, en un lance ante el Córdoba | @jacfotografo

Hasta el minuto 28 no pudo probar a Lavín el equipo de Oltra, y lo hizo de forma tímida por medio de Naranjo. Iniciaba jugadas como extremo y en muchas ocasiones acababa como referencia en el área.

Continuó con su irreverencia sobre el verde del Heliodoro el equipo andaluz, ante un CD Tenerife de fácil asociación, pero sin claridad en los metros finales, y así se llegó al descanso. El empate inicial se rompió en una jugada de estrategia perfectamente ejecutada por los visitantes, con Chus Herrero como autor de un tanto que dejaba helado el Heliodoro, a los 39 minutos de juego.

Tras la reanudación, el CD Tenerife salió con todo para evitar una sorpresa mayúscula en su feudo. Lasso lo intentó con zurda, también Naranjo…el campo se inclinó hacia el lado blanquiverde pero el marcador seguía sin moverse.

Debutó Isma López. Frescura y potencia en banda izquierda que apenas tuvo consecuencias, puesto que a renglón seguido fue De las Cuevas el que anotó el 0-2 como si de un penalti se tratara, pero desde la media luna del área (con error de Dani en su intento de anticiparse a su disparo). Quedaba un cuarto de hora, y no había atisbo de remontada. No la hubo, y el revés se consumó una vez el colegiado hizo sonar su silbato. Seguidamente, la grada no tardó en expresar su malestar ante una hecatombe, una sorpresa inesperada en forma de derrota que frena en seco las ilusiones del tinerfeñismo.

CD Tenerife: Dani Hernández, Luis Pérez, Héctor Hernández, Alberto, Jorge Sáenz, Undabarrena, Lasso, Racic, Suso, Naranjo, Malbasic. También jugaron Coniglio, Isma López,Tyronne.

Córdoba: Lavín, Loureiro, Flaño,Herrero, Muñoz,Menéndez,Aguado, Bodiger, De las Cuevas, Andrés, Carrillo. También jugaron Romero, Touré, Quintanilla.

GOLES: 0-1, Herrero (39′); 0-2, De las Cuevas (76′).

4 Comentarios
  • G. Reyes
    Publicado el 22:57h, 09 febrero Responder

    No vi que el equipo pecase de soberbio, simplemente el rival fue superior sobre el campo. Los pitidos del final del partido no fueron dirigidos al equipo, sino al árbitro, la grada aplaudió a los jugadores…

    • JRafael
      Publicado el 12:04h, 10 febrero Responder

      ¿Pitidos al árbitro? No lo entiendo. No estoy de acuerdo.
      En lo que sí coincido es en lo de la soberbia. Quizás no sea la palabra, quizás salió confiado, pero en estos tiempos, la confianza es una irresponsabilidad, …y así nos fue.

  • abonado
    Publicado el 18:52h, 10 febrero Responder

    Si salimos confiados es para cogerlo y meterle una buena multa . Señores que llevamos una temporada para olvidar

Publicar un comentario