cadiz-cdt

El CD Tenerife no tiene el día y deberá apelar al 'factor Heliodoro'

El Heliodoro dictará sentencia. El CD Tenerife vivió una auténtica pesadilla durante 90 minutos en el Carranza, preso de los nervios y bajo una imagen totalmente irreconocible. Un disparo desde larga distancia de Aketxe decanta parcialmente la balanza del lado del Cádiz.

Vitolo con el balón en el Rodríguez López

Vitolo con el balón en el Carranza. | @ElDorsal

El equipo blanquiazul fue superado desde el inicio, y en todas las facetas. Los locales ahogaban en la salida de balón a los de Martí, sin poder hacerse con el esférico hasta mediada la primera mitad, y solo a ratos. Un tanto anulado a Aridane y varias acometidas por banda izquierda por parte de Álvaro García tuvieron las primeras cuotas de especial protagonismo.

La alta intensidad que imprimía el Cádiz se imponía a la desorientación del equipo isleño, esta vez con Gaku Shibasaki como mediocentro. El japonés estaba acompañado por Vitolo, quien se vacío más de lo habitual dado el perfil ofensivo de su compañero en la medular. Cifuentes, un mero espectador del encuentro, y del mismo modo Amath. El delantero senegalés luchaba entre las torres cadistas (Sankaré y Aridane) sobre todo vía aérea, pero sin resultado alguno, como resulta obvio. 

El técnico balear recuperó la posición natural de Shibasaki y retrasó a Aitor Sanz dado el sufrimiento sin balón que venía experimentando el representativo, que tras la reanudación pareció haberse adaptado a la circunstancias de la batalla del Carranza. En este sentido Aarón y posteriomente Amath intentaron inquietar a Cifuentes, pero el esférico no encontraba portería.

Cádiz-Tenerife

Aarón conduce el balón en el Carranza ante Carpio. | @ElDorsal

La mejoría de los blanquiazules a nivel táctico y también moral era notoria, pero un balón de Salvi metía el miedo en el cuerpo a un equipo que no terminaba de tenerlas todas consigo. Las sensaciones no eran buenas, el panorama volvió a tornarse sombrío en el bando visitante, máxime tras encajar un tanto de bella factura por medio de Aketxe, con la ayuda de Dani Hernández. El meta blanquiazul pensó que el balón no iba entre palos y el 1-0 subía al marcador.

También subían los decibelios y la temperatura sobre el verde. Numerosas interrupciones y una constante fricción entre los contendientes dejaban constancia de lo que había en juego, hecho que favorecía solo a un equipo, el local.

Ya con Lozano y Suso sobre el terreno de juego el guión del envite no cambió, salvo en la postrimerías. El Cádiz no bajó un ápice de intensidad y el CD Tenerife seguía jugando con más corazón que cabeza, sin pisar apenas área rival. Lo hizo Choco Lozano con un disparo con zurda que casi sorprende al guardameta muy cerca del minuto 90, y en la prolongación empujó al equipo cadista hacia propia portería, sin consecuencias. Con 90 minutos aún por delante para dirimir finnalista, lo mejor para los blanquiazules es el 1-0 del Carranza. 

CÁDIZ: Cifuentes, Carpio, Aridane, Sankaré, Brian, Garrido, José Mari, Salvi, Álvaro García, Aketxe, Rubén Cruz. También jugaron Abdullah, Ortuño y Aitor.

CD TENERIFE: Dani, Cámara, Camille, Jorge, Germán, Vitolo, Aitor, Aarón, Gaku, Tayron, Amath. También jugaron Lozano, Alberto y Suso.

GOLES: 64' (1-0), Aketxe.

No existen comentarios

Publicar un comentario