El CD Tenerife no carbura en Málaga y sigue sin ganar

Iván Barrera | Santa Cruz de Tenerife

Tras tres jornadas en las que el CD Tenerife había mostrado dos caras muy opuestas, llegaba La Rosaleda, la cuarta parada del tren blanquiazul. El Málaga CF, líder de La Liga 123, era el examen. La prueba de nivel que determinaría las aspiraciones del conjunto isleño. y que no superó al perder por 1-0.

Para ello, Joseba Etxeberría iba a introducir una novedad de renombre en el once chicharrero:
Alberto, un fijo para el vasco desde su llegada, empezaría el choque desde el banquillo. Por lo que el equipo canario saltaría al verde con una sala de máquinas formada por Luis Milla y Bryan Acosta, y con un ataque con mucho fútbol en sus botas: Joao, en la derecha; Naranjo, en el perfil izquierdo; Malbasic, en el enganche; y Nano sería la referencia.

tenerife huesca

Bryan Acosta, CD Tenerife, lamenta una ocasión fallada | @Matlay07

Con este guion, Vicandi Garrido pitaba el inicio del partido. Los chicos de Etxeberría entraron bien al encuentro, maniatando a los malacitanos e incomodándolos a la hora de realizar su juego. El choque estaba igualado y ninguno de los conjuntos imponía sus ideas futbolísticas en tierras andaluzas.

Sin embargo, a partir del 25' el Málaga CF comenzó a mover los hilos de la contienda, encerrando a los canarios en su campo y se hizo dueño del choque. Los malagueños siguieron dominando y esta superioridad se concretó en el 35', minuto en el que Gustavo Blanco lograba batir a Dani Hernández con un disparo cruzado, tras un excelente pase de Ontiveros.

Después del tanto andaluz, el ritmo bajo, la parsimonia se hizo con el encuentro y la lesión de Joao, con la correspondiente entrada de Suso al terreno de juego, fue lo único destacado antes del fin del primer acto. La esperanza blanquiazul estaba clara: el CD Tenerife visto en las segundas mitades.

Con esta idea en la cabeza empezaban los 45 minutos restantes y la escuadra tinerfeña no decepcionaba, ya que en el 47' Naranjo iba a tener el empate en sus botas. Un gran centro de Suso conectaba con el onubense, pero este erraba la ocasión por encima del larguero. El representativo había salido de los vestuarios a morder, la posesión estaba siendo suya y el esférico estaba rondando constantemente la meta de Kieszek.

Los de la Costa del Sol sufrían, y en el 80' Suso iba a tener la ocasión más clara del equipo chicharrero. Después de realizar una gran jugada individual, el de Taco realizaba un enorme disparo con su zurda, que se estrellaba en el poste derecho de la portería malagueña. Los de Exteberría buscaban el empate con todo, corriendo muchos peligros en tareas defensivas, pero finalmente el esfuerzo blanquiazul no tuvo premio y el CD Tenerife continúa sin conocer la victoria. Tres puntos de doce en juego es un bagaje muy pobre. Próximo objetivo: Reus (imprescindible ganar).

No existen comentarios

Publicar un comentario