El entrenador del CD Tenerife Luis Miguel Ramis durante un partido de LaLiga SmartBank | @jacfotografo

El banquillo del CD Tenerife se queda huérfano durante dos jornadas

El empate del CD Tenerife ante el CD Mirandés (0-0) dejó la expulsión de Luis Miguel Ramis y su ayudante, José Manuel Gil. Los dos reaccionaron ante la jugada polémica del partido. Un error arbitral que castigó al conjunto tinerfeñista, que vio como un gol no subió al marcador por una acción en el que dos rivales chocaron. Dos partidos de sanción para cada uno.

El acta del partido recoge que Luis Miguel Ramis se refirió al colegiado con esta frase, "Mal, muy mal y si queréis me expulsáis a mí también"

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

1 Comentario
  • José Luis glez arteaga
    Publicado el 15:36h, 23 abril Responder

    Es inconcebible la sanción impuesta al entrenador y al ayudante de dos partidos sin dirigir a su equipo desde el campo, me quedo perplejo ante tamaña canallada, a quien tenían que sancionar por el tremendo error cometido por el trencilla de turno que le tocó en suerte, pues ante tal disparate arbitral al haber quitado el gol totalmente legal por parar el juego al haber chocado el portero local con un compañero es demencial que el culpable quede libre de sanción, y el equipo visitante salga perjudicado y sancionado además de su entrenador dos jugadores.

Publicar un comentario