Decepción en el vestuario del CD Tenerife tras caer en Oviedo

El CD Tenerife volvió a ofrecer su peor versión, algo casi habitual a domicilio. El vestuario blanquiazul mostró su descontento en zona mixta, a través de las palabras de Samuel Camille y Dani Hernández, dos de los protagonistas en la derrota del Tartiere.

"Estamos decepcionados", explicaba Camille ante los medios. "Veníamos con la ilusión de ganar  fuera de casa y acabar con buenas sensaciones la primera vuelta. Sin  embargo, el rival fue superior y no pudimos lograr el objetivo. Lejos de la Isla se ve otro equipo y nosotros somos  conscientes de ello. Estamos trabajando para cambiar esa dinámica, algo  que tiene que suceder en esta segunda vuelta”.

Por su parte Dani Hernández aludía al enfado "y con razón" de Oltra tras el partido. “Hoy no hemos plasmado, nada de lo que veníamos trabajando durante la semana. Tenemos que dar un paso al frente y mejorar la imagen lejos de casa. Necesitamos dos victorias consecutivas ya. Tenemos que analizar lo que nos está pasando. Hay que dar un poco más, especialmente fuera de casa. Ha sido un palo duro".

Por último, Dani Hernández cerró su intervención hablando del próximo compromiso:  “Esperamos que la afición nos arrope en los partidos que vienen en casa.  Hay que encarar el del Nástic con fuerza para seguir avanzando en el inicio de la segunda vuelta”.

1 Comentario
  • las cosas como son
    Publicado el 09:24h, 14 enero Responder

    Para decepción, la de la afición.
    Y de nuevo pidiendo apoyo a la afición ( cosa que me está tocando ya el nervio central)

    El equipo está en la UVI; Alberto fuera de forma, Naranjo y Nano fuera de la realidad, Malbasic lo intenta pero siempre se estampa contra un muro, los laterales siempre miran para atrás ( aunque Camille en este partido me sorprendió, con sus limitaciones, miró hacia adelante) muchas inseguridades por parte de todos...

    Antes ( fuera de casa) el equipo se quedaba esperando que le metieran un gol para luego dar un paso hacia adelante, pero ya NI ESO.

    Si le sumamos que Oltra tuvo un mal planteamiento: Undabarrena no puede llevar al equipo él solo a cuestas fuera de casa y Milla no puede jugar a la derecha (error gravísimo, al nivel de poner a cámara de mediocentro), me sorprenden estas cosas de un entrenador "veterano", espero que haya aprendido de esta.

    Y esperemos que el chute de energía que supone ver nuevas incorporaciones active y contagie al resto, porque a mi me da pena ver a mi equipo así, prefiero perder 3-0 o incluso descender y ver al equipo luchando, dando guerra, que lo del sábado, que fue una falta de implicación, una falta de respeto ( y van unas cuantas) a los que amamos este equipo esté quién esté en el campo- banquillo-directiva.

    Espero que estemos a tiempo y salvemos la categoría porque el del sábado fue el peor partido que recuerdo en muchísimo tiempo y sinceramente, los socios, abonados y aficionados NO NOS MERECEMOS ESTO.

Publicar un comentario