¿Cuáles son los estadios más modernos del mundo?

Desvelamos qué templos del fútbol cuentan con más innovaciones, son más espectaculares y se han convertido en algo más que lugares donde jugar al deporte rey.

Son las catedrales del siglo XXI, los emblemas de un tiempo en el que la sociedad percibe el fútbol como un aspecto de gran relevancia. Grandes proyectos arquitectónicos se han volcado en construir el estadio de fútbol perfecto, el más bello, armonioso e innovador. Europa acoge la mayoría de ellos y si hubiera que entrar en una casa de apuestas, como MarathonBet, para escoger el más moderno y espectacular, sería difícil decantarse por uno. Grandes clubes han buscado remodelar sus viejos estadios, pero también clubes algo más modestos percibieron la importancia de contar con un estadio adaptable a grandes eventos de todo tipo y en los que honrar a los futbolistas, pero también asombrar a todo el que acuda.

Uno de los más espectaculares desde hace años es el Allianz Arena, donde compite el Bayern Munich. Construido en 2005, supuso una inversión de 350 millones de euros en un lugar a las afueras de la ciudad bávara que se ha convertido en centro de peregrinaje para todos los aficionados y en un producto turístico más. Las visitas guiadas ofrecidas son un éxito rotundo y
el hecho de contar con paneles de iluminación de alta tecnología que cambian de color y ofrecen panorámicas impresionantes, le ha convertido en uno de los estadios más fotografiados en todo el mundo, tal como reza su web oficial. Inspirado en él, el Athletic Club construyó el nuevo San Mamés, icono de la moderna arquitectura de estadios.

Sin salir de Alemania, es preciso mencionar el ya mítico Veltins Arena, casa del Shalke 04. Fue uno de los proyectos arquitectónicos pioneros que detectó la necesidad de que un estadio fuera mucho más que eso, tal y como descubre elcorreo.com. Erigido en una ciudad pequeña y lejana de los flujos turísticos, como Gelsenkirchen, se levantó en 2001 y su gran seña de
identidad es el hecho de que el césped sea móvil, pudiendo sacarse del estadio para poder entrenar en el terreno anexo y vaciar el interior de este para otro tipo de eventos. Un complejo sistema de engranajes e innovaciones en el riego dotan de una tremenda espectacularidad a este hecho.

En Inglaterra también saben lo que es apostar por la construcción o remodelación de estadios que se convierten en referencias deportivas y arquitectónicas. El Emirates Stadium donde juega el Arsenal FC desde 2006 es un claro ejemplo, así como la renovación del mítico Wembley, en 2017. En Asia no han dejado pasar la oportunidad de asombrar al mundo con su poderío a la hora de construir grandes e innovadores estadios. El Suita Stadium, donde compite el Gamba Osaka desde 2015, es un ejemplo, aunque nada comparable al Estadio Olímpico de Pekín, cuya presentación al mundo en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos 2008 fue un punto de inflexión.

Otros ejemplos nada desdeñables de modernidad en estadios de fútbol la encarnan el Estadio Nacional de Varsovia, caracterizado por un enorme videomarcador y un techo retráctil, el Omnilife, donde disputa sus partidos el Chivas Guadalajara de México, con un diseño ecosostenible, rodeado de laderas verdes que favorece la recogida de agua y gestión de recursos, o el Kazan Arena, en Kazajistán, un ejemplo de comercialización suprema, albergando en su interior establecimientos de todo tipo. El Wanda Metropolitano, del Atlético de Madrid, construido en 2017, y el proyecto en ciernes para renovar el Santiago Bernabéu, del Real Madrid, deben ser considerados ejemplos de estadios modernos en el mundo.

Mutua Tinerfeña

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario