Consejos de nutrición durante el confinamiento: ¿Qué debo no olvidar?

El experto en nutrición y salud Helio Méndez nos detalla cómo afrontar el confinamiento de manera saludable con una serie de pautas y consejosEstamos en estos momentos ante un verdadero reto social, familiar y personal; pero por encima de todo estamos ante una situación de alarma sanitaria, económica y social derivada de la expansión mundial de un nuevo virus que está catalogada como pandemia: el coronavirus. El experto en nutrición y salud Helio Méndez nos detalla cómo afrontar el confinamiento de manera saludable con una serie de pautas y consejos.

Ante la orden gubernamental de quedarnos en casa no podemos hacer otra cosa que obedecer y si así lo hacemos; esto que estamos viviendo será temporal y pasajero. Es comprensible que el confinamiento agote la creatividad en diversas facetas del ser humano, aunque al principio pasemos por una etapa inicial de estallido creativo, créanme, se acaba, como también se acaban las ideas en cuanto a qué comer, cómo hacerlo, qué preparar, qué picotear entre horas, qué cenar, cómo frenar el componente ansioso ya de por sí manifiesto por la situación de reclusión forzosa… y todo esto nos lleva a abandonar hábitos saludables, a no respetar los horarios de comidas, a recurrir a comida precocinada, comida basura, comida rápida, a hacer pedidos de comidas elaboradas, a abusar de chocolate, dulces, golosinas y azúcares, porque el ser humano ante la desidia general, una de las primeras torres en caer es la alimentaria; y cedemos por falta de voluntad muchas veces a la ansiedad y a comer de forma compulsiva por mero placer o distracción.

Con este escrito pretendo darte unas ideas, unas pautas o consejos para hacer más llevadero este tiempo de confinamiento, unas ideas de nutrición sencillas que unidas a unos consejos de actividad física en casa pueden hacer que te sientas más vital, más enérgico y más fuerte ante este amargo paréntesis en nuestras vidas, para de esta manera poder reincorporarnos a nuestra rutina diaria de la mejor de las formas llegado el ansiado momento.

¿Qué debo NO olvidar en esta situación?

Debemos seguir dentro de lo posible nuestra rutina alimentaria, me refiero a mantener la frecuencia de comidas habitual y recomendable, hacer entre 3 y 5 comidas diarias según el ritmo metabólico al que estemos expuesto; por ello es muy importante no estar postrados en el sillón o en la cama gran parte del día. Podemos hacer que nuestra balanza energética siga siendo favorable a mantener un óptimo gasto metabólico, hay multitud de actividades en casa que pueden ayudarnos, mantenernos activos ayudará también a que nuestra mente esté equilibrada y nuestro estado emocional sea resistente a la desidia.

Respetemos los horarios habituales. Hagamos ingestas cada 3 a 5 horas según cada cual, estas ingestas deben ser controladas en cuanto a calorías ya que por lo general nuestro gasto energético en situaciones de confinamiento es menor, por ello debemos seleccionar alimentos que sacien, que nos mantengan digestiva y energéticamente llenos, para ello podemos recurrir al consumo de alimentos ricos en proteínas de alto valor biológico y sanas, como por ejemplo el huevo, el yogurt, el queso de cabra, el jamón serrano, requesón, frutos secos, semillas, atún envasado entre otros muchos.

La idea es que con el consumo de estos alimentos, por ejemplo en las tomas entre comidas, nos ayuden a no recurrir a los azúcares, bollería, dulces… que nos saciarán en el momento pero también nos provocarán un estrés pancreático y una hipersecreción insulínica que nos obligará al rato a recurrir de nuevo a ellos, con el consiguiente plus calórico y riesgo de aumento de peso asociado al aumento de nuestros depósitos grasos; por ello el consumo de proteínas ayudará a un metabolismo más eficaz, más rápido y más saludable durante estas semanas.

Tentempiés de media mañana o media tarde

Podemos recurrir a un yogurt de cabra con nueces y frutos rojos, a un queso batido con fruta y semillas, a palitos de sésamo integrales con hummus, a pequeños canapés de pan bizcochado integral con queso, salmón y tomatitos, a piña tropical con atún y nueces y un chorrito de miel biológica, a dátiles enrollados con jamón serrano, a queso blanco tierno de cabra con dulce de membrillo, a brochetas de frutas combinadas con tacos de queso blanco, y un sinfín de posibilidades sanas para esos tentempiés de media mañana o media tarde.

Helio Méndez
Farmacéutico
Especialista Universitario en Nutrición Deportiva
Experto en Nutrición Y salud
Master Universitario en Fitoterapia
ARONA

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario