Marcelinho Huertas durante el partido /@jacfotografo Álvaro TortúÁlvaro Tortú
El base brasileño es la principal arma del Iberostar Tenerife

Confianza sí, pero confianzas las justas...

La Copa Intercontinental, que se celebrará a lo largo de este fin de semana en el pabellón Santiago Martín, va a dar cita a cuatro equipos que, como ya hemos adelantado, poseen unas plantillas  interesantes y con gran capacidad para generar muchos puntos. El tiro desde el perímetro estará muy solicitado de la mano de Vildoza o Luciano González (San Lorenzo de Almagro), Michael Frazier (Valley Vipers) o Sasu Salin (Iberostar Tenerife). Además, grandes nombres propios pisarán el parqué tinerfeño como la dupla formada por Stefan Markovic y Miloš Teodosić (Virtus Bologna) o bien, el dúo estrella canarista formado por Shermadini y Huertas.

Para los intereses aurinegros, esta cita mundialista se presenta como una gran prueba de puesta a punto para recuperar sensaciones de cara al segundo tramo de Liga Endesa y Basketball Champions League. El Iberostar Tenerife deberá desplegar su mejor juego si quiere alzarse con el cetro intercontinental. Todo lo que sea especular con el nombre del oponente en este corto torneo será un error que supondrá, sin duda, ser el último de la lista entre estos cuatro conjuntos.

Partiendo de una defensa dura, pasando por el orden que le impone Marcelinho al juego hasta la máquina de anotación que poseen las manos de Shermadini, Salin y el propio base brasileño, el conjunto aurinegro tendrá muchas posibilidades. Además Aaron White, la última incorporación, posee la capacidad innata de levantar al pabellón con alguno de sus vuelos antes de aterrizar en el aro rival. De todas formas, y a pesar de contar con el peso de los nombres propios, la segunda línea tendrá una importancia vital en todas las facetas del juego. Esperamos ver al Iberostar Tenerife con confianza y no confiado.

 

 

No existen comentarios

Publicar un comentario