CANAUTO
El director deportivo del CD Tenerife Víctor Moreno / @jacfotografo

CD Tenerife, la revolución que viene (I)

El Tenerife prepara un renovado proyecto para la temporada 2019/20. Siempre y cuando el equipo blanquiazul logre permanecer en Segunda División, su actual director deportivo liderará una revolución que comprende, como mínimo, una decena de fichajes para el primer equipo. En principio, no se cuenta con la renovación de José Luis Oltra. Aunque ambos se intercambien piropos en público, la relación entre el máximo responsable del área futbolística y el entrenador ha sufrido un considerable desgaste a lo largo de los últimos meses. En el club creen que es conveniente un cambio en el banquillo para que así el nuevo proyecto no nazca viciado ni condicionado por los resultados funestos de la campaña actual. De ningún modo descartan ningún escenario en estos momentos; tan solo confirman que a final de temporada habrá una reunión Moreno-Oltra y que, a partir de entonces, podrán anunciar qué camino ha elegido cada una de las partes para el curso venidero.

La SER ha avanzado en los últimos días algunos detalles sobre los planes de Moreno, que ha obtenido luz verde del presidente, Miguel Concepción, para hacer cuantos cambios necesite en el área deportiva. El profesional conquense ha detectado cierta resistencia al cambio en algunos altos cargos, pero la confianza del presidente es ilimitada y le han dado carta blanca para iniciar una revolución. Sobre el papel, el proyecto parece ambicioso y concebido para que el Tenerife resida en la zona noble de la clasificación. No obstante, las previsiones de la entidad insular apuntan a que el club no tendrá uno de los topes salariales más elevados de la categoría. Aunque haya que computar la sustanciosa venta de Jorge Sáenz al Valencia y los ingresos recibidos por la salida de Bryan Acosta, posiblemente el presupuesto blanquiazul vaya a ser el noveno o el décimo de Segunda. La competencia por el ascenso se presume feroz, más todavía porque pueden caer de Primera algunos equipos potentes, que además se verán reforzados por el mecanismo de compensación que LaLiga establece para los clubes descendidos.

El director deportivo blanquiazul ya tiene algunos fichajes apalabrados. Sus objetivos esenciales son dos: reforzar la portería con un guardameta de garantías -un asunto que quedó pendiente en el mercado invernal- y dotar al plantel blanquiazul de dos goleadores de postín que ya hayan acreditado su solvencia en la categoría. Para relevar a Jorge, el elegido es el paraguayo Omar, por quien ya han comenzado las negociaciones. Algunas renovaciones se presumen improbables a día de hoy (por ejemplo la de Rául Cámara), así que habrá que buscar un nuevo lateral derecho.

En paralelo, Moreno avanza para sellar la renovación del polifuncional Alberto Jiménez hasta junio de 2023 y la de Luis Milla. En el caso del madrileño, el principal propósito de los jerarcas blanquiazules es actualizar la cláusula de rescisión, a día de hoy en cinco millones de euros. Elevarla al menos a los siete 'kilos' permitiría afrontar en condiciones ventajosas una posible venta. Aunque quieren que el futbolista se quede y sea líder del nuevo proyecto -le darán un papel protagonista incluso en la campaña de abonos-, en el club tienen razones de sobra para prever que recibirán una oferta de Primera por Milla. Por lo que saben, gusta al menos a uno de los equipos que está en estos momentos en disposición de ascender.

[continuará]

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ATLÁNTICOHOY
No existen comentarios

Publicar un comentario