Luis MIlla CD Tenerife lamento Manoj DaswaniManoj Daswani
El jugador del CD Tenerife Luis Milla | @jacfotografo

Carta desde mi habitación

Me pongo a escribir y pienso cuánto echamos de menos la vida que teníamos hace una semana, cuando resultaba inimaginable que se decretase el estado de alarma en todo el país; o hace 10 días, cuando ni por asomo se hablaba de suspender las clases en colegios y universidades.

Lo añoramos todo. Yo, lo que más, sentarme a una mesa en buena compañía, tomar unas cañas (o un bueno vino) y disfrutar del menú tanto como de la conversación. Pero también añoro los días que hablábamos de fútbol y del CD Tenerife. De temas que ahora nos parecen banales como el futuro de Luis Milla, los fichajes de Juan Carlos Cordero o la situación de Miguel Concepción. Les confieso que ayer intentamos introducir estos asuntos en una tertulia y enseguida desistimos.

El coronavirus lo ha cambiado todo. Incluso una reunión prevista en Madrid para el fin de semana pasado -sí, el día que íbamos a visitar al CF Fuenlabrada- y que pudo haber fijado los cimientos de una nueva etapa para el CD Tenerife. Supongo que ya puede contarse que fue el propio club quien había cursado invitación al accionista José Miguel Garrido para que acudiera al partido. Sí, junto a Concepción. Bueno, ahora es lo de menos. Lo demás se los cuento otro día.

Son tiempos difíciles. Nos invaden las noticias sobre el COVID-19 y su expansión. Hemos cambiado el tono de las conversaciones y hasta el léxico. Así que donde antes hablábamos de goles o canastas, ahora lo hacemos de pandemia, propagación o teletrabajo. Es lo que toca.

No sé ni me aventuro a pronosticar siquiera qué pasará mañana porque la crisis muta como si fuera un virus y todo cambia minuto a minuto. Pero estos días recientes hasta me he sentido un afortunado por poder salir a la calle aunque sea un par de veces en la mañana: la primera para ir a la radio y la segunda para volver a casa. Dentro de la gravedad extrema de la crisis y la situación, ha sido y sigue siendo gratificante comprobar el afecto de los oyentes a través del podcast que nos hemos sacado de la manga para brindarles compañía y palique.

Y ha sido genial la aportación de un tipo inimitable que es además un conversador nato. Me refiero a Aarón Darias, de quien se acordarán porque jugó en el CD Tenerife. En plena charla radiofónica, se me ocurrió preguntarle cómo imagina el día que salgamos de la cuarentena.

Y a mi equivocado planteamiento inicial (¿será como cuando España ganó el Mundial, que se echó todo el país a la calle?) me respondió con firmeza que no. Estaremos todos tan preocupados por el futuro y tan entristecidos por el pasado (de fallecidos y contagiados), que no habrá margen ni motivos para celebrar nada por todo lo alto. "Pues tienes razón", repliqué. Desde entonces hasta ahora no he parado de darle vueltas a su reflexión. Y es que todo va a cambiar tanto que solo espero que salgamos de ésta más unidos y fuertes, pero sobre todo con el menor daño posible. Ahora es lo único que me preocupa.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

LA_CHACHI
ADIDAS
No existen comentarios

Publicar un comentario