Brian Martín, en el banquillo de la UD Melilla / @UDMelilla

Así les fue a los cedidos del CD Tenerife este fin de semana

Un beneficiado, y dos jugadores que lo tienen complicado para ser protagonistas en la recta final de curso. Brian Martín celebró este fin de semana una goleada ante el Atlético Sanluqueño (4-0) que permite a la UD Melilla seguir comandando el grupo cuarto de Segunda B, que tuvo que presenciar desde el banquillo en una mañana redonda para el conjunto del Álvarez Claro.

Empatado a 66 puntos con el Recreativo de Huelva, el equipo melillense sigue en lo más alto, con solo cuatro partidos por disputar, en los que el delantero tinerfeño espera participar en busca del ascenso. 

En el mismo grupo de competición milita el Real Murcia de Nahuel González, que por lesión lleva ausente de las convocatorias desde hace varias semanas. El equipo pimentonero coge oxígeno al ganar en el feudo del Jumilla (1-2), y ata la permanencia de forma virtual.

Por su parte, Carlos Abad ha pasado a un segundo plano en un Córdoba que se niega a hincar la rodilla. Marcos Lavín repitió en el once de un equipo que sigue encajando muchos goles, aunque esta vez pudo arrancar un meritorio punto en Oviedo en un partido loco (3-3). El guardameta tinerfeño suma un mes sin minutos, y el conjunto blanquiverde se halla a doce puntos de la salvación. 

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario