Un aficionado invidente vibra con un gol de Edgar Méndez

El fútbol es más que un deporte y en más de una ocasión nos deja historias de esas que merece la pena contar y conocer.

En México hemos encontrado una historia de amistad verdadera, por encima de los colores y de las barreras.

El Cruz Azul recibía al América en su estadio y el tinerfeño Edgar Méndez anotaba el tanto de los locales para delirio de un aficionado invidente que conoció la acción gracias a su amigo del equipo contrario.

No existen comentarios

Publicar un comentario