Manoj DaswaniManoj Daswani
El entrenador del CD Tenerife Luis Miguel Ramis en un entrenamiento | @jacfotografo

Adiós y gracias

A Luis Miguel Ramis hay que agradecerle los servicios prestados (como antes a Raúl Agné, Rubén Baraja o Joseba Etxeberria, que también nos llevaron al campamento base) y reconocerle que supo dar con la receta para sanar a un equipo que estaba herido cuando él llegó. Incluso nos permitió mirar hacia arriba y se le agradece su ambición, siempre mejor expresada con sus palabras en la sala de prensa que en sus decisiones sobre el terreno de juego. Hasta ahí, sus méritos, que no son pocos.

Ahora bien, a nadie debe extrañar que en el cómputo global de sus varios meses de trabajo abunden y sean mayoría los motivos para prescindir de sus servicios el 30 de mayo y pensar en otro perfil para el proyecto futuro del CD Tenerife, llegados a este punto de la temporada donde se unen la intrascendencia clasificatoria con la necesidad de decidir.

Luis Miguel Ramis nos ha acostumbrado a un fútbol que no gusta ni convence. Ha renunciado a un perfil más irreverente incluso cuando hace tiempo que los números acreditan que la salvación está casi encarrilada. Su forma de afrontar el derbi fue decepcionante, descorazonadora. Lo de UD Logroñés, un suplicio inaceptable que rozó el ridículo. Nadie comprende su empecinamiento en poner por delante a sus futbolistas predilectos que a los que más desparpajo, chispa y desequilibrio le aportan al equipo. Tiene desquiciado a Fran Sol y a Sam Shashoua casi redactando el tuit con el que anuncie que no renueva.

Un día le salvó un gol en el 86, otra vez en el 89. Pero tras la eficacia en los resultados se esconde la negación del juego, un CD Tenerife rácano y que vive de espaldas a la osadía y al buen gusto. Luego tampoco se entiende que apenas dé carrete a la cantera, mucho menos que ponga por delante jugadores con contratos perecederos (Apeh, Joselu o Sergio) que valores patrimoniales del club a los que tiene aburridos (el propio Sam o Jorge Padilla). No hay indicios de que Ethyan o Dylan tengan nunca margen suficiente para triunfar con un entrenador que -al menos hasta la fecha- parece que priorizará su afán de hacer números para renovar que la conveniencia de edificar un CD Tenerife de futuro y progreso.

Luis Miguel Ramis no es la solución, que en todo caso pasa -y aquí lo llevamos denunciando años- por una reforma casi completa del área deportiva e institucional del club. El problema es estructural, hemos repetido hasta la saciedad. Pero incluso en esta ruleta rusa llamada CD Tenerife, no hay más razones que el deseo de Miguel Concepción (y por ende de la prensa a la que paga) para pensar que Luis Miguel Ramis vaya a ser renovado. Si decide Juan Carlos Cordero, mucho me temo que el relevo en el banquillo esté cantado; si decide el presidente, entonces volvemos al verano. Y al recuerdo de que vetó a Julio Velázquez porque Juan Amador le avisó de que Twitter echaba humo y que la afición prefería a Fran. Así nos fue, así nos va.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

7 Comentarios
  • Pablo López Cantero
    Publicado el 17:50h, 04 abril Responder

    Si y traemos a Luis Enrique si te parece.
    Este señor vino con la temporada arrancada y sin rumbo y lo ha enderezado. Se merece continuar una temporada más con un proyecto que si ha construido el.

  • Azul y blanco
    Publicado el 22:56h, 04 abril Responder

    Hablar del CD TENERIFE ya resulta aburrido y pueblerino. No da una ni con un milagro y cada vez está más alejado de la afición. El sábado me dio vergüenza lo que vi ¡horroroso! y es inaceptable.

  • Herreracon
    Publicado el 13:35h, 05 abril Responder

    Mucha culpa la tienen algunos periodistas,las preguntas en sala de prensa son pateticas

    RAMIS no puede estar ni un minuto mas ,es de verguenza ,nos mandara para 2B

  • jaiver
    Publicado el 17:46h, 05 abril Responder

    Vergüenza es tu narración y falta de respeto hacia los oyentes en tu apatía de no narrar el partido de fútbol como profesional. Ahora empieza tu campaña de acoso y derribo contra el entrenador, que tan mal no lo ha hecho que estaría entre los 6 primeros.

  • José Vidal González Díaz
    Publicado el 16:05h, 06 abril Responder

    Cierto tufillo de adoctrinamiento

  • Jahuce perez
    Publicado el 00:18h, 15 abril Responder

    Lo peor de todo es k nadie quiere venir!! Cuando antes se volvían locos.. Mira cervera.. Como agua sucia... Y todos los k vienen tornillos.. Más cantera.. Y menos foráneos..

  • Jose luis
    Publicado el 14:01h, 15 abril Responder

    Mientras este esta presidencia no hay nada que hablar por que es siempre lo mismo dejan ir canteranos que después demuestran que valen y traen jugadores que no dan la talla y los entrenadores igual

Publicar un comentario