Yuliana Velásquez: “Mi reto es mejorar todas mis marcas personales y volver a ser internacional”

Yuliana Velásquez: “Mi reto es mejorar todas mis marcas personales y volver a ser internacional”

La mediofondista analiza su regreso al Tenerife CajaCanarias siete años después

Por -

Yuliana Velásquez es una de las caras nuevas en la plantilla femenina de División del Honor del Tenerife CajaCanarias de atletismo. Después de defender el año pasado los colores del TCR Team madrileño, esta joven deportista vuelve al club isleño en el que ya tuvo presencia en la campaña 2009. Con su regreso, la entidad blanquiazul refuerza su potencial, pensando en una nueva participación en la máxima categoría del atletismo nacional, en las disciplinas de medio fondo. Su versatilidad como atleta le permite correr con total solvencia en las pruebas de 400 ml (55:67), 800 ml (2:08:39) y 1.500 ml.

– ¿Cómo recibió la noticia de poder incorporarse a la disciplina del Tenerife CajaCanarias?

Pues recibí una llamada del entrenador Ramón Herrera ofreciéndome con ilusión volver al equipo. Me puse en contacto con el presidente Héctor González y llegamos a un acuerdo. La verdad que al principio estás un poco desubicada, porque es la época en la que negocias o hablas con los clubes, pero en el fondo me hacía ilusión volver a uno de los equipos tinerfeños que me vio crecer y finalmente decidí volver.

– ¿Qué cree que puede aportar a su carrera individual un club como el Tenerife CajaCanarias?

– Pues creo que puedo aportar como persona mi alegría y optimismo de cara a las competiciones. Me gusta que cuando estamos en un grupo o equipo haya sintonía. Lo considero importante cara a la competición, porque aunque normalmente corremos individualmente, sentirte apoyada, animada y arropada por tus compañeros es importante y decisivo en muchas ocasiones en las ligas de clubes. Por otro lado, creo que como atleta puedo aportar buenos resultados desde el 400 ml, 800 ml y 1500 ml y acabando en el relevo 4×400. Es verdad que en División de Honor es dura la competencia con tus rivales, pero yo me siento bien bajo presión.

– ¿Qué metas les gustaría alcanzar a largo plazo?

– Me gustaría estar entre las tres mejores absolutas en el 800 ml, mejorar todas mis marcas personales y volver a ser internacional.

– ¿Y en la próxima temporada?

– Mejorar mis marcas y que eso conlleve un mejor resultado en los nacionales. Me gustaría además estar luchando con las mejores de mi prueba; será duro, pero no es imposible.

– 800 o 400 ml, si tuviera que decantarse por una disciplina, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Sin pesarlo, el 800 ml. Es una prueba que continuamente yo la describo como de “amor-odio”. Te da muchas alegrías cuando eres capaz de mantener la concentración en una competición; hay una parte en la que siempre se sufre y es ahí cuando realmente debes sacar todo tu potencial. Siempre es complicado que te toque el día perfecto y que todo salga como quieres o como hayas entrenado. No veo que sea una prueba fácil, siempre pueden salir nuevas contrincantes y las carreras no son lecturas repetitivas. Hay bastante estrategia y eso me resulta emocionante la verdad. Pero la otra cara del 800 es el “odio” del que te hablo; cuando ‘pinchas’, mejor reza. Es dura y si te pasas de ritmo te has cargado toda la prueba. Son dos vueltas y da tiempo a pensar lo suficiente como para que o te salga redondo o la sufras mucho.

En cambio el 400 ml para mí es como más un juego porque la disfruto mucho. No la preparo, pero relaciono con el hecho de que es una vuelta a que va ser menos difícil. No te da tiempo prácticamente a pensar (al menos a mí) y me resulta entretenida porque me encanta la velocidad y me suelo sentir libre haciéndola. Aunque también tiene su lectura y si te pasas de ritmo los últimos 100 m te las ves y te las deseas.

– ¿Cuáles son sus rutinas de entrenamiento en Madrid? ¿Tiene trabajos específicos durante los momentos cumbres de la temporada?

– Pues ahora que entreno con Juan del Campo y Luis Miguel Berlanas tengo una rutina diferente. Hago algo más de volumen, mucha condición física, incluyendo pesas, y ahora que se acerca la pista cubierta, combinamos la velocidad con las series que me ayuden a tener una buena base de fondo y diferentes tipos de rodajes. Normalmente me levanto, desayuno y me voy al entreno. A partir de las 11 ya estamos calentando y según lo que toque, unos días rodaje y condición física, otros series, otros farleck, otros “Bosque”, algo nuevo para mí porque subimos a la Casa de Campo y toca sufrir; otros días velocidad combinada con series medias, técnica. La verdad que es muy completo su sistema, lo iré descubriendo a lo largo de la temporada, pero por ahora estoy contenta con lo que veo.

– ¿Piensa que el atletismo está reconocido como debiera?

– Pues después de 14 años corriendo y viendo el mundillo que se convierte en tu forma de vida, no veo que esté reconocido como se merece. Es verdad que la gente se ha lanzado a la calle, con las carreras populares, maratones y demás. El boom del corredor popular está de moda y parece que correr ya no es solo para unos pocos, pero el deporte de alto rendimiento no se valora lo suficiente, ni se paga como realmente un atleta se sacrifica. La cantera se suele quedar por el camino y también es común que si no te becan o te lesionas los que suelen ayudar para que sigas en lo que te gusta es tu familia.

Y además...

Simple Share Buttons