Un excelso Iberostar Tenerife doblega con justicia al Real Madrid para reforzar el liderato

Un excelso Iberostar Tenerife doblega con justicia al Real Madrid para reforzar el liderato

El equipo aurinegro mantiene la primera plaza gracias a una gran actuación ante una afición entregada

Por -

Victoria de muchos kilates en clave aurinegra, y un Santiago Martín convertido en una fiesta del baloncesto, en pleno carnaval. Iberostar Tenerife demostró que su liderato no fue una casualidad ante el campeón de todo, el Real Madrid, que hincó la rodilla ante un rodillo canarista basado en un alto acierto en el tiro exterior y una brillante circulación de balón (75-64).

doornekamp
Aaron Doornekamp ajustició desde la línea de 6,75 m. al Real Madrid. | @jacfotografo

El comienzo de los de Vidorreta fue fulgurante. En el primer cuarto el acierto en el tiro exterior fue pleno, con un 6 de 6 comandado por Grigonis y Doornekamp (el canadiense fue el máximo anotador con 17 puntos) que ponía en pie a ‘la hamburguesa’ mientras el Real Madrid se acoplaba a la alta exigencia que imponía el envite. Hasta diez puntos de diferencia se llegó a ver en el marcador a favor de los locales, pero en los últimos minutos del primer cuarto un parcial de 0-8 metía de lleno en el partido a los pupilos de Laso, toda vez que el Iberostar Tenerife vio frenada casi en seco su efectividad en ataque.

A partir del undécimo minuto de partido, y con ligera ventaja para el conjunto isleño (26-24), el guión siguió por los mismos derroteros. El cuadro tinerfeño mantuvo dígitos similares en ataque, e incluso adornándose con jugadas plagadas de talento e inspiración, como en los casos de Abromaitis y Niang bajo el aro. En este sentido, ya con Richotti en cancha los aurinegros se fueron al descanso con seis puntos de ventaja (43-37), llevados en volandas por la afición que llenaba hasta la bandera el Santiago Martín, y ante un Real Madrid cuyo plan inicial caía de forma temporal en saco roto, parcheado por su joya de la cantera, Luka Doncic (7 puntos y 4 rebotes en 10 minutos).

Tras la reanudación el Real Madrid parecía haber aprendido la lección, pero seguía por detrás en el marcador a pesar de un motivado Randolph y el trabajo en la pintura del que en su día fuera jugador del Tenerife Rural, Gustavo Ayón. Con un emocionante 57-52 entraron ambos contendientes a los últimos diez minutos de partido, el Santiago Martín era una auténtica olla a presión, y la ventaja volvía a ser de 10 puntos para los locales (64-54) a falta de solo 6 minutos para el final.

Iberostar Tenerife terminó por empujar hacia el abismo a los de Pablo Laso, con 13 puntos por debajo en el marcador a falta de menos de cinco minutos para el final y totalmente desquiciados (Randolph fue expulsado por doble técnica y los ‘playmaykers’ merengues no hicieron acto de presencia). El flamante campeón de Copa del Rey se vio a un mundo de los aurinegros, y acabaron cediendo a la gran circulación de balón canarista, secundada por unos inspirados Bogris y Niang bajo el aro. Así las cosas, triunfo más que justo de un Iberostar Tenerife que refuerza su liderato y muestra sus cartas de cara a los playoffs, además de no conocer aún su techo en la mejor temporada de su historia.

Y además...

Simple Share Buttons