Un acertado Real Madrid precipita el fin de temporada del Iberostar Tenerife

Un acertado Real Madrid precipita el fin de temporada del Iberostar Tenerife

Los aurinegros no pudieron forzar el tercer partido

Por -

Iberostar Tenerife plantó cara al campeón de Europa, pero no pudo forzar el tercer partido tras caer por 75-84 en el Santiago Martín. El mayor acierto en los momentos claves dio la victoria al Real Madrid.

Con San Miguel en el quinteto inicial y muchos errores arrancó el choque en el Santiago Martín. Doncic puso un tapón a Abromaitis y Tavares anotó la primera canasta del partido. Causeur con un triple puso el 0-5. A los aurinegros les costaba anotar y Tavares hacía daño con su envergadura. El Iberostar Tenerife no estaba del todo cómodo, pero se colocó 6-9 antes de que Katsikaris pidiese tiempo muerto. Tobey y Tavares tenían un bonito duelo anotador. Taylor con gran mate volvía a poner por delante a los madridistas, pero Abromaitis empata a 14 el choque en el último segundo del primer cuarto.

Los aurinegros lo intentaron, pero no pudieron llevarse el partido | @Jacfotografo

Con un triple de Abromaitis se puso por delante por primera vez el equipo aurinegro en el inicio del segundo cuarto. Otro triple de Borg abría brecha, pero los tiros exteriores de Llull y Rudy Fernández volvían a poner por delante a los de Laso. Los dos entrenadores hacían funcionar la rotación y el partido seguía muy igualado. El Madrid castigaba desde el tiro exterior y en un abrir y cerrar de ojos volvieron a colocarse 9 arriba. Un triplazo de Doncic sobre la bocina colocaba la máxima ventaja en el marcador  con el 32-44 justo antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, Luka Doncic anotó otro triple. Vasileiadis y San Miguel contestaban también desde el perímetro para poner a 7 puntos a los suyos. Varias decisiones controvertidas enfadaban a un público muy metido en el partido. El Iberostar Tenerife no tenía un buen día desde el tiro libre y eso impedía rebajar la distancia con los madridistas que se mantenía en torno a los diez puntos. Akognon anotaba la última canasta del tercer cuarto que establecía el 55-63 en el marcador.

Con triple de Borg arrancó el último cuarto, pero el capitán blanco Felipe Reyes contestaba y volvía a dejar en 8 puntos la diferencia en el marcador. Los de Katsikaris no bajaban los brazos y se mantenían a 7 puntos a 6 minutos del final del partido. El Madrid quería irse, pero los aurinegros se agarraban al partido luchando cada balón pese a su mal día desde el tiro libre. Los madridistas supieron gestionar bien su ventaja y terminaron llevándose el partido por 75-84 y, por lo tanto, el consiguiente pase a semifinales.

Y además...

Simple Share Buttons