Pruden, el aficionado catalán que siente los colores del CD Tenerife

Pruden, el aficionado catalán que siente los colores del CD Tenerife

La historia del aficionado del equipo blanquiazul que emociona

Por -

¿Es posible cambiar el FC Barcelona por el CD Tenerife? Esta historia te reconciliará con el fútbol de verdad, el de los sentimientos por encima de las victorias, en el que los kilómetros de distancia no son una barrera y en el que el escudo importa más que el nombre impreso en la espalda de la camiseta. Los colores por delante de todas las cosas. Esta historia cuenta como un catalán que vive en Barcelona cambió el blaugrana por el blanquiazul cuando era niño y desde entonces cada vez es más del Club Deportivo Tenerife, como explican las seis camisetas que tiene del equipo y los viajes para ver a los jugadores que hoy entrena José Luis Martí.

Es cierto que dicen que el equipo es de las pocas cosas que se puede cambiar, pero Pruden Rodríguez (@apuntesviajero) lo hizo y así lo cuenta para los lectores de ElDorsal.com.

“Ahora tengo 34 años, así que cuando fueron las famosas ‘Ligas de Tenerife’, donde el Real Madrid perdió dos temporadas seguidas el título en la última jornada, yo tenía 9-10 años y aquellas gestas épicas me enamoraron. Era culé por inercia pero empecé a prestarle cada vez más atención al Tenerife hasta que me di cuenta de que ya solo me importaba el ‘Tete’. Además, en el año 1996, creo, hicimos el viaje de fin de curso del colegio a la isla y terminé de enamorarme de todo aquello, aunque no pisé el Heliodoro”, explica Pruden, que tiene claro que ante un FC Barcelona – CD Tenerife va al cien por cien con el conjunto canario.

“Del Barça me olvidé totalmente. A día de hoy tengo seis camisetas del ‘Tete’, unos pantalones… y nunca he comprado nada del Barça. La última vez que estuvo en Primera fui a verlo al Camp Nou, con mi camiseta del Tenerife, por supuesto. Y varias veces contra el Barça B, entre ellas el otro día. El único enfrentamiento que me haría ‘partirme’ un poco sería un Sant Andreu – Tenerife, ya que el Sant Andreu es el equipo de mi barrio. De todos modos, estamos en 3ª, así que no hay peligro”, explica entre risas el aficionado tinerfeñista.

Entre los grandes jugadores que han pasado por el CD Tenerife, Pruden recuerda un nombre, un momento. “Si no recuerdo mal Pizzi acababa de ser Bota de Oro y compré en aquel viaje que hice a la isla una revista donde venía un póster de él. Ese póster lo tuve muchos años en la habitación y fue como lo primer tangible que tuve del ‘Tete’. A mi hámster le llamé Pizzi por aquella época”.

Cada vez los vínculos eran más fuerte y lo que empezó con el equipo en la época de oro de la entidad continuó con malos momentos para los hinchas del CD Tenerife, pero el sentimiento blanquiazul de Pruden cada vez fue más fuerte.

“Me di cuenta que el ‘Tete’ era mi equipo, que ya lo sentía como uno más. Empecé a ir a algunos partidos con mis padres. Antes de que volviera a Segunda, en la época de los noventa fui a verlo tres veces contra el Espanyol, nunca ganamos. Viví en directo el ascenso en Girona. Desde entonces lo he visto en casi todos los campos de Cataluña: Sabadell, Llagostera, Barça B, Badalona, Tarragona, incluyendo también el ascenso en L’Hospitalet”.

Pruden se convirtió así en un fijo en Cataluña para apoyar al CD Tenerife pero le faltaba por cumplir un sueño, pisar el Heliodoro y ver un partido de su equipo. “Mi primer partido en el Heliodoro fue este verano. Aunque no creo en la suerte, creo que soy un poco gafe. De catorce partidos que he visto en directo, solo hemos ganado tres, el último el otro día por 0-3, en el Mini. Mi debut como espectador en el Heliodoro no pudo ser peor… sí… fue el 0-1 contra el Nàstic, justo uno de los dos partidos que perdimos en casa en toda la temporada.”, explica disgustado aunque no tira la toalla. “Luego pienso en los ascensos y con eso me conformo. Al Heliodoro tendré que volver este año para ver mi tercer ascenso”, afirma ilusionado.

Esta temporada Pruden la encara con gran entusiasmo. “Tengo mucha ilusión, la verdad. Entre el palo de Getafe y la fuga de jugadores importantes me quedé en modo ‘pesimista’ casi todo el verano pero con las últimas incorporaciones y viendo que somos capaces de sacar buenos resultados estando aún en rodaje, y con bajas importantes, creo que la cosa pinta muy bien”.

Un ejemplo de ello fue la victoria por 0-3 ante el filial del Barça. “El partido del otro día me pareció de equipo ganador. Con ratos de juego bastante flojo hicimos dos goles y no nos causaron muchos problemas. Y cuando la cosa estaba ya más decantada a nuestro favor vi momentos de mucha calidad y gente con confianza. Esto es muy largo… ya se sabe”.

Dentro de un aficionado catalán, que era del FC Barcelona y que se hizo desde pequeño del CD Tenerife hasta el punto de olvidarse de uno de los grandes del mundo del fútbol para dedicar toda su atención en el equipo que se encuentra a kilómetros de su casa hay muchísimos recuerdos, anécdotas, risas y tristeza. Pruden destaca en lo positivo un banderín que le dio un directivo del Tenerife en un hotel de Barcelona. “Fui a pedir las firmas a los jugadores. El caso es que ese banderín, escrito en alemán, es el que le entregó el Schalke 04 al ‘Tete’ antes del encuentro de vuelta de la eliminatoria de UEFA que nos dejó sin final. No sé si hay más como ese, quizá les dieron unos cuantos, pero yo lo quiero y lo odio a partes iguales”.

Y además...

Simple Share Buttons