No todos los videojuegos contienen violencia

No todos los videojuegos contienen violencia

Los videojuegos pueden incluso convertirse en una herramienta más de aprendizaje

Por -

Banner Canal Oio StoreHoy nos gustaría traerles una reflexión muy personal sobre este mundo virtual que nos rodea, que está siempre ahí y que permite a millones de personas en todo el mundo evadirse a una realidad alternativa, aunque sea por un momento.

Nos referimos, por supuesto, a la cultura de los videojuegos. Y sí, se ha mezclado en la misma frase la palabra cultura y la palabra videojuegos. Y es que hoy  queremos reivindicar el  mundo de los videojuegos como una forma de expresión artísitica en su gran mayoría, y la no asociación directa con la violencia y la sangre.

Al igual que en el cine (estarán totalmente de acuerdo en que podemos considerarlo arte sin ninguna duda) hay películas de todo tipo de géneros, en los videojuegos pasa algo parecido. No sólo podemos disfrutar de los llamados shooters (juegos a los que clásicamente llamábamos de disparos), sino que hoy en día responden a una necesidad por parte del usuario que va más allá del entretenimiento.

Intentaremos explicarlo con algunos ejemplos, en los que no verán absolutamente nada de lo que pensamos normalmente cuando escuchamos la palabra videojuego.

Ori and the blind forest

Este videojuego destaca por sus pinturas y sus escenarios. Realmente es simple, es como los de toda la vida de plataformas, pero tiene algo especial. Lo utilizaremos como representante de su clase, pero podríamos perfectamente tomar muchísimos títulos que se ven realmente bien.

Además, si se fijan en la banda sonora, verán que es una auténtica maravilla, te relajará y te hará disfrutar a partes iguales.

Valiant Hearts

En este caso, lo utilizaremos como ejemplo de que los videojuegos son una forma fantástica de aprender. En este juego conoceremos la historia de una familia devastada por la Primera Guerra Mundial. Una historia digna de una película.

Pero no, no habrá disparos ni nada por el estilo. Simplemente habrá puzles, pensar un poco e intentar salir del paso. Además, el aspecto visual es muy bueno. Este juego transmite sentimientos encontrados y presenta, a pesar de su aspecto de dibujos animados, la cruda realidad y el drama que supone la guerra.

Además de todo esto, está lleno de datos reales de la Primera Guerra Mundial que son de lo más interesantes.


The Legend of Zelda

A veces los juegos tocan temas filosóficos bastante profundos, en este caso desde la mitología. Además de ser bastante bonitos, la historia tiene muchísimo peso, los personajes mucho carisma y te permiten hacer infinidad de cosas.

Últimamente los juegos buscan presentarte una situación algo extrema y que te preguntes: ¿Qué haría yo en esa situación? ¿Está bien? ¿Está mal? En el caso particular de The Legend of Zelda, siempre ha sido la lucha entre el bien o el mal, además de resaltar valores como la amistad, el valor y la responsabilidad.


Mario Bros

Y aquí entramos en un tema mucho más simple. Tanto el clásico juego de Super Mario Bros como el último que ha salido a la venta tienen el objetivo de divertir al que lo juega, tanto si lo haces solo como acompañado.

Este juego, al que le sobran presentaciones, repite la misma historia una y otra vez, con algunas excepciones y diferencias en la jugabilidad (a veces son en 2D, otras en 3D, con personajes de papel, en el espacio…), pero todos siguen teniendo la esencia que solo ha sido capaz de mantener el fontanero bigotudo y su hermano.

Es indiscutible que este juego no es violento y es un gran clásico que, lejos de estar muerto o anticuado, sigue muy vivo entre los jugadores. En definitva, queda demostrado que las fórmulas no violentas también funcionan.

No todo son disparos, sangre y violencia. Hay juegos de todo tipo y en esta lista faltarían millones de menciones positivas que podríamos destacar sobre videojuegos. Además, hay videojuegos para todas las edades y, siempre con control, son una forma sana de entretenimiento.

Y además...

Simple Share Buttons