Las claves del CD Tenerife – Cultural Leonesa

Las claves del CD Tenerife – Cultural Leonesa

El equipo tinerfeño recibe a otro conjunto urgido de puntos

Por -

TEXTO: ALE LUIS ROLO

En vísperas de volver a la senda liguera, de visualizar qué faz mostrará el conjunto que dirige Jose Luís Martí, analizamos a su rival: la Cultural Leonesa, un equipo que regresó a la categoría de plata después de 42 años, tras un infierno a caballo entre la Segunda B y la Tercera División.

Rubén de la Barrera llegó para quedarse, y así lo ha demostrado. Se ganó el corazón de la parroquia leonesa ascendiendo de categoría con un método puro y un alma ávida. Metódico y táctico a partes iguales, el mister gallego radica su filosofía futbolística en el juego coral, de equipo, de ímpetu combinativo. Con el estilo de Pep Guardiola como referencia, Rubén ha demostrado que, en la Segunda División, también vale ese fútbol que tanto y tan bien exhibía aquel Lugo de Quique Setién, por ejemplo. Ese es su punto de partida y, por consecuencia, la clave de sus equipos.

El ex del CD Tenerife Yeray González controla un balón | Foto: Carolina Felipe

YERAY GONZÁLEZ, EL ANCLA DE LA ‘CULTU’

Si De la Barrera lo planea, el ex blanquiazul Yeray González es el artífice de que todo suceda. La brújula que localiza el sur desde el norte o el Faro de Alejandría, sin más. En sus botas comienza un ataque de efecto mariposa que, entre pases y movimientos de sus compañeros, desajustan lineas de presión rival, originan espacios y rompen con cierta facilidad el entramado defensivo al que se someten, dada la verticalidad y desborde de sus hombres de ataque así como la capacidad asociativa de su conjunto. Yeray da sentido y equilibrio al juego de la Cultural. Pieza básica y clásica en el sistema del 4-3-3.

Otra de las claves que marcará el devenir del partido será la presión y el ímpetu de protagonismo de balón que querrá cada equipo. Me explico; la Cultural es un conjunto que, pese a que ataque y defienda en bloque, suele presionar todas las líneas. Sus extremos e interiores suelen ocupar espacios tanto por fuera como por dentro del verde, lo cuál dificulta la salida del balón e implica sortear el cuero, y la defensa suele estar muy adelantada. Arma de doble filo, por cierto. Sin embargo, el Tenerife, en el Heliodoro, muestra una cara muy distinta a la realidad que aparenta lejos de su feudo. Se encuentra cómodo, no se atasca. Como un camaleón, se convierte a su antojo. Su juego no suele ser tosco, aunque se maneja muy bien en los dos escenarios: en el juego directo y en el combinativo. Al final, termina por dominar y no al revés, que suele ser lo que ocurre cuando visita.

goles cd tenerife
Los blanquiazules intentarán sacar un buen resultado en casa | @Jacfotografo

AUSENCIA DE TRIUNFOS EN AMBOS

No obstante, hablamos, también, de dos equipos que llegan con unas dinámicas bastante parejas de resultados. Tras un octubre caduco de empates a diestro y siniestro, Tenerife y Cultural llegan a la cita necesitados tanto de puntos como de sensaciones. Si bien el conjunto leonés reivindicó con su juego y sello que no sería un rival nada fácil en el primer tramo liguero, es cierto que, en las últimas jornadas de Liga, lo dicho anteriormente ha perdido peso paulatinamente. Puede que sea por la insuficiencia de los jugadores, por un flaco vínculo con el gol o simplemente por la igualdad que impera en la categoría, pero los pupilos de Ruben De la Barrera no están en su apogeo, ni mucho menos. En las mismas se encuentra un Tenerife que anda perdido en una arboleda de continuos cambios de sistema y de jugadores con el fin de dar con la clave. Quizás este sea el partido que preludie un anticiclón de buenos guarismos o, por el contrario, una tormenta que afecte al entorno del club.

Dicen que lo bueno de una máscara es que enseña cosas buenas; pero, al mismo tiempo, lo malo es que engaña a quien la lleva. Este sábado, a las 17:00 horas, seremos testigos en el Heliodoro Rodriguez López de qué cara ensañará cada equipo.

Y además...

  • Thor

    Los dos quieren el balón y ninguno gana . Conclusión menos chorradas con la manida cantinela y a ganar.

Simple Share Buttons