La evolución del sistema del CD Tenerife

La evolución del sistema del CD Tenerife

El esquema del conjunto blanquiazul cambia durante los 90 minutos y en Almería lo hizo en dos ocasiones

Por -

El trivote parece haberse convertido en el esquema elegido por Pep Martí hasta que los resultados indiquen que debe cambiar, sin embargo, tal y como él mismo explica en sus comparecencias, mientras sus jugadores sepan desenvolverse en todo lo que les pide, el sistema es lo de menos.

El mayor ejemplo de que el entrenador blanquiazul tiene plena fe en sus jugadores, decida lo que decida, es el partido disputado en Almería, donde comenzó con un 4-3-3, cambió a un 4-4-1-1 y volvió al 4-3-3 en los últimos minutos, para asegurar los tres puntos. Jugar con tres centrocampistas dota al CD Tenerife de control del balón, presión en campo rival y músculo en la medular, tanto para recuperar el esférico como para evitar pérdidas en el cuerpo a cuerpo.

La variante llega cuando el balón no entra en la portería, como en el Juegos del Mediterráneo, donde Aarón Ñíguez sustituyó a Crosas y el ilicitano actuó como mediapunta. Pasando a la derecha con la entrada de Jouini, que desempeñó la función de segundo delantero por detrás de Lozano y el gol llegó.

Una vez con el marcador a favor, había que atar el encuentro y Alberto saltó al césped por el Choco, volviendo al trivote. Dos cambios de sistema en un solo partido en el que los jugadores blanquiazules se sintieron cómodos y le hacen ver al entrenador que se pueden adaptar a las exigencias de cada partido. El jueves, a las 21:00h, ante el Mallorca, nueva prueba.

Y además...

Simple Share Buttons