Klaipeda, último desafío de la fase de grupos para el Iberostar Tenerife

Klaipeda, último desafío de la fase de grupos para el Iberostar Tenerife

El conjunto tinerfeño depende de sí mismo para pasar a octavos de final como primero de grupo

Por -

El Iberostar Tenerife vuelve este martes al escaparate continental, coincidiendo con su visita al Neptunas Klaipeda lituano. Cita de máxima exigencia para los aurinegros, que aspiran a defender su primer puesto en el Grupo B de la #BasketballCL en la última entrega de la fase de grupos (Svyturio Arenas, 19:30 hora insular, www.rtvc.es).

Será una tarea complicada, ya que los tinerfeños se medirán a un rival especialmente difícil de batir en su cancha, donde en lo que va de curso acumula un balance de 5/1 en el certamen europeo y 10/0 en la liga doméstica.

San Miguel, tirando de tres ante el Neptunas | @jacfotografo

Sólo el MHP Riesen Ludwigsburg ha sido capaz de ganar (71-87) esta temporada en una pista donde cayeron equipos ilustres como el Zalguiris de Euroliga (73-64) o el Lietuvos Rytas de Eurocup (81-76). Clasificado ya para octavos de final, el grupo de Fotis Katsikaris intentará hacerlo en calidad de primer clasificado. Para ello, tendrá que sacar adelante su difícil reto ante el Neptunas o esperar que el MHP Riesen caiga en su casa ante el colista del grupo, el Capo D’Orlando. El primer puesto cruzaría a los canaristas con un cuarto clasificado de otros grupos. De no ser así, y pasar como segundo, el adversario sería un tercero, aunque en ambos casos la vuelta de los octavos se jugaría en el Santiago Martín.

TRES BAJAS SENSIBLES, Y UNA DUDA

El Canarias encara el desafío con las bajas consabidas de larga duración de Nico Richotti y Josh Akognon; la ausencia también de Kostas Vasileiadis, que se quedó en la Isla, con una microruptura en el gemelo interno; y la duda de Rodrigo San Miguel, con una sobrecarga en el isquio derecho. Tocará pues hacer otra vez un enorme esfuerzo colectivo para sobreponerse a las adversidades. Entraron en la expedición tanto el vinculado Mads Bonde Stürup como el último fichaje insular, el sueco Tobias Borg.

El rival de turno, uno de los principales animadores del baloncesto báltico en los últimos tiempos (jugó Euroliga hace tres campañas), es tercero en su liga y en la propia #BasketballCL, aunque PAOK y Ventsipils, con sola una victoria menos, le pisan los talones en la competición europea, por lo que también necesita de un triunfo para asegurar un emparejamiento a priori más asequible en octavos. Los lituanos han perdido con respecto al choque de la primera vuelta (90-67 para los insulares) a tres de sus baluartes, una vez que Juan Palacios fichó por el Besiktas en diciembre y dos de sus figuras locales, Butkevicius y Girdziunas, lo hicieron por el Lietuvos. Aún así, el Neptunas ha mantenido el tipo recurriendo a la calidad de la siempre inagotable cantera lituana.

EL NEPTUNAS KLAIPEDA, UN HUESO DURO

Liderado por el veterano Renaldas Seibutis, que atraviesa por un momento dulce (fue MVP de su liga este pasado mes de enero), el grupo que dirige Kacys Maksvytis, un bloque muy físico, juega con total descaro como local, metiendo muchas manos atrás para luego correr o recurrir con frecuencia al triple e irse a tanteos realmente altos como anfitrión (88 puntos de media en casa). La calidad y versatilidad de Zelionis; la fortaleza interior de Galdikas y Sulskis; la buena mano de Beliauskas (promedia un 48% desde más allá del 6,75) Delininkaitis y Kisielius; o el hambre de élite de Mindaugas Kacinas, formado en South Caroline e internacional U20 que reaparecía recientemente tras una lesión, serán algunos de los argumentos a contrarrestar.

Y además...

Simple Share Buttons