Iberostar Tenerife pierde una batalla importante en su guerra por el playoff

Iberostar Tenerife pierde una batalla importante en su guerra por el playoff

Los de Katsikaris plantaron cara, pero cayeron ante un Unicaja más acertado

Por -

Iberostar Tenerife dio la cara en Málaga, pero cayó ante Unicaja por en el Martín Carpena. Los aurinegros pagaron con derrota su irregularidad durante muchos minutos y cedieron ante un rival directo en la lucha por el playoff.

Con un parcial de 9-2, con un Brooks inspirado y un Iberostar Tenerife muy precipitado, comenzó el partido en el Martín Carpena de Málaga. Los malagueños movían bien la pelota y pronto cogieron una buena renta ante el nerviosismo y las malas decisiones de los de Katsikaris. Nedovic empezó a aparecer y los aurinegros sufrían para defenderle. Para colmo de males, el Unicaja mostraba su acierto desde el tiro exterior y castigaba al equipo insular. El partido llegó al final del primer cuarto con el 24-11 en el marcador tras el primer triple anotado por los aurinegros por mediación de Javier Beirán.

Los aurinegros cayeron ante un rival directo | ACB Photo

Con triple de Vasileiadis empezó el segundo cuarto. Los aurinegros se soltaron, empezaron a correr y a mover mucho mejor la pelota y se colocaron a cuatro puntos en el marcador a 4 minutos del descanso. Beirán tiraba del carro y los de Katsikaris consiguieron llegar al descanso con solo un punto de desventaja con el 32-31 en el marcador.

Tras el paso por vestuarios el partido se reanudó con intercambio de canastas entre Aberto Díaz y Mike Tobey. Los malagueños salieron con una marcha más y entre Nedovic y Alberto Díaz volvieron a coger una ligera ventaja. Las imprecisiones aurinegras del primer cuarto se repetían en el tercero y los malagueños se pusieron +14. Ferrán Bassas con dos buenos ataques redujo las diferencias hasta el 58-49 con el que terminó el tercer cuarto.

El acierto coral de Unicaja, sobre todo desde el tiro exterior, seguía haciendo mella en un conjunto aurinegro que no bajaba los brazos, pero que no era capaz de meterse del todo en el partido. Los aurinegros a través de los tiros libres intentaba bajar las diferencias, pero los malagueños castigaban desde el exterior. Los de Plaza supieron administrar su renta en los minutos finales y acabaron llevándose el partido por 72-62.

Y además...

Simple Share Buttons