Iberostar Tenerife mantiene vivo el sueño de la Champions

Iberostar Tenerife mantiene vivo el sueño de la Champions

Los aurinegros disputarán el domingo la final ante el Banvit

Por -

Iberostar Tenerife está a un paso de la gloria. Los aurinegros se han impuesto por 67-58 al Reyer Venezia y se medirán al Banvit en la final del domingo. Tim Abromaitis con 19 puntos fue el mejor jugador del partido.

Acción del Iberostar Tenerife-Venezia
Los aurinegros se meten en la final tras eliminar al Venezia | @Jacfotografo

El partido se inició con un conjunto italiano inspirado desde el tiro exterior y eso le permitió endosar un parcial de 3-10 a los de Txus Vidorreta. Algo atenazados los locales no encontraban el aro con facilidad y cometían más fallos de los habituales en el tiro. La garra de Grigonis y Bogris y la presión defensiva acercó a los aurinegros en el marcador hasta el 9-14 con cuatro minutos por jugar del primer cuarto. Los de Vidorreta se fueron soltando poco a poco, pero los italianos querían dar guerra y al final del primer cuarto se llegó con 16-21 en el marcador.

Los aurinegros salieron más enchufados en el segundo cuarto y endosaron un parcial de 7-0 para darle la vuelta al marcador y colocarse por delante por primera vez en el partido gracias al acierto de un gran Tim Abromaitis. Los italianos volvieron a reaccionar y el partido entró en una larga fase de alternancias en el marcador, ya que ninguno de los dos equipos conseguía despegarse. Un arreón en los minutos finales con acierto tanto desde el triple como desde el tiro libre permitió a los aurinegros llegar con ventaja al descanso con un marcador de 40-34.

Tras el paso por vestuarios, el Iberostar Tenerife empezó entonado el tercer cuarto, moviendo bien la pelota y encontrando buenas posiciones de tiro. San Miguel robaba y anotaba dando a los aurinegros la ventaja psicológica de los diez puntos. Los italianos estuvieron más de cuatro minutos sin anotar y empezaban a desesperarse tal y como demostraban algunos gestos y acciones sobre la pista. Los tinerfeños marcaban el ritmo del partido y punto a punto minaba la moral de un Venezia que quería agarrarse al partido a través de su defensa, pero los de Vidorreta consiguieron la máxima ventaja al llegar 14 arriba al final del tercer cuarto con el 56-42.

Con todo por decidir, el Iberostar Tenerife siguió a lo suyo y contagiado por el ambientazo del Santiago Martín continuó abriendo brecha y no se relajó ni un segundo ante la importancia del choque. Los italianos se colocaron a 13 puntos tras unos minutos de espesura de los aurinegros, que Txus Vidorreta frenó con un tiempo muerto para reactivar a los suyos a 4 minutos y medio para el final. En los minutos finales el Santiago Martín fue una fiesta y el equipo aurinegro certificó su presencia en la final ganando por 67-58.

Y además...

Simple Share Buttons