El Iberostar Tenerife cumple a medias en Salónica y llega muy vivo al choque de vuelta

El Iberostar Tenerife cumple a medias en Salónica y llega muy vivo al choque de vuelta

El equipo aurinegro fue a remolque ante el PAOK durante gran parte del encuentro

Por -

Iberostar Tenerife necesitará un triunfo por al menos cuatro puntos de diferencia para meterse en cuartos de final de la Champions League. En un choque de ida en el que el ambiente no fue infernal para los canaristas, premió la intermitencia en el juego y la garra habitual ante un PAOK que solo pudo vencer por un apretado 66-63. Un triple de Doornekamp sobre la bocina deja un buen sabor de boca al cuadro de Vidorreta.

grigonis cb canarias
Marius Grigonis, muy activo. | Foto de archivo: @Jacfotografo

No comenzó el partido como esperaban Vidorreta y los suyos, dado que tiros aparentemente fáciles y un gran acierto en el PAOK sembraban alguna duda. Pero un parcial de 2-9 iniciado con el primer triple aurinegro (obra de Doornekamp tras siete intentos) metió de lleno al Iberostar Tenerife en el choque, que se iba al segundo cuarto con un 16-16 en el marcador y bajo alguna que otra decisión rigurosa arbitral.

Sin embargo, un nuevo bajón de juego y sobre todo acierto en el tiro exterior empujaba a los de Salónica a marcharse 13-1 en el marcador en solo 5 minutos de juego, hecho que implicó una nueva reacción en los canaristas, que pudieron llegar al descanso a solo 4 puntos de los locales (34-30), gracias a un gran Doornekamp (dos triples en apenas dos minutos) y a una buena defensa, dos de los pilares del gran momento aurinegro en la presente temporada.

Se reanudó el choque, y el equipo tinerfeño pareció haber aprendido la lección de los comienzos de primer y segundo cuarto, en los que adoleció de contundencia y efectividad en ambas pinturas. Grigonis y San Miguel ponían el empate a 42 en el electrónico en un minuto loco en el que Doornekamp culminaba un precioso contraataque para poner por delante a los de Vidorreta, que por otra parte metieron una marcha más en cuanto a intensidad y presión sobre la posesión del rival se refiere. El alero canadiense cuajó un brillante doble-doble (19 puntos, 12 rebotes).

En el último tramo de partido el PAOK se encontró a sí mismo, y el Iberostar Tenerife se desconectó por momentos, cediendo un 11-0 de parcial en las postrimerías del tercer cuarto, aunque lejos de venirse abajo supo sobreponerse a su intermitencia en muchas de sus principales armas para colocar un ilusionante (a pesar de la derrota) 66-63 final. El equipo tinerfeño tiene 40 minutos por delante para redimirse de su irregular actuación en Grecia. El próximo 8 de marzo se volverán a ver las caras blanquinegros y aurinegros para decidir qué equipo se mete entre los ocho mejores de la competición.

Y además...

Simple Share Buttons