El Haris no puede con el Logroño y queda subcampeón de liga

El Haris no puede con el Logroño y queda subcampeón de liga

Las riojanas se llevan la liga por quinto año consecutivo

Por -

El gran sueño ha llegado a su fin. Los esfuerzos del CV Haris para alargar la serie no han sido suficientes, y el Minis de Arluy VB Logroño ha conseguido revalidar su título de la Liga Iberdrola por quinto año consecutivo tras hacerse con la ansiada victoria en el Pablos Abril por 1-3. El conjunto tinerfeño logra así su tercer subcampeonato y dan por finalizada una satisfactoria temporada de alto voltaje en la máxima categoría nacional.

El reto no era nada fácil, el Haris era consciente de que solo tenía una bala para mantener vivo su sueño y fue a por todas desde en el inicio del duelo (6-8). Pese a aferrarse al Pablos Abril, las pupilas de David Martín no dieron con la tecla para evitar que la aptitud de las riojanas fuera in crescendo (11-20). El organizado juego del equipo visitante y su efectividad en ataque cerró cómodamente el primer parcial a su favor por 13-25.

Las riojanas se llevan el título liguero | @Redacción

Lejos de amilanarse, la ilusión de la escuadra canaria siguió intacta en el siguiente periodo, y tras rearmarse, el conjunto insular logró tomar ventaja y llegar al tiempo técnico con 12-7 en el marcador. La aportación en la red de Marisa Fernández,  la eficacia de Kyra Holt en ataque y el gran trabajo defensivo liderado por Laura Naranjo sirvieron para poner entre las cuerdas a las de Carlos Arratia (19-13). Pese al intento de recortar las distancias de su rival (22-19), las blanquiazules se adjudicaron el set y consiguieron fijar el empate en Taco (25-21).

Aunque las riojanas no estarían dispuestas a bajar los brazos, las leonas de Taco demostrando una vez más su garra y bajo la batuta de Cristina Sanz, apretarían los dientes para sacar a la luz los puntos débiles de su potente contrincante (10-10). En un set marcado por la máxima igualdad (19-19) y a pesar de que la recepción tinerfeña volvió a ser determinante, los errores no forzados en los puntos finales decantaron la balanza de un disputadísimo parcial en el lado del Minis de Arluy por 23-25.

La lucha estaba servida y cualquier error por parte del Haris se pagaría caro. El conjunto blanquiazul intentaría congelar las aspiraciones riojanas tratando de imponer su mejor versión y frenando sus acciones con un sólido bloqueo (10-7). Con Helia González a la cabeza, una espléndida Andrea Rangel y una brillante Fernanda Gritzbach, quien a la postre se convertiría en la MVP de la final, el Minis de Arluy encontró de nuevo su esencia y marcó las distancias (13-17).  Los cambios de David Martín no tuvieron el efecto deseado y el equipo tinerfeño no pudo hacer nada para impedir que el Minis de Arluy VB Logroño cerrara la eliminatoria (14-25) y se proclamara campeón de la Liga Iberdrola.

Y además...

Simple Share Buttons