Desde Astorga para cumplir un sueño

Desde Astorga para cumplir un sueño

Pablo Martínez nos cuenta su emotiva historia tinerfeñista

Por -

Cuando eres pequeño te preguntan de qué equipo eres y hay respuestas que sorprenden, que incluso te descolocan. Esta situación siempre le pasa a Pablo Martínez, un leonés de 24 años que es un fiel seguidor del CD Tenerife desde la infancia, y tanto en su ciudad, Astorga, como allá por dónde va demuestra orgulloso su pasión por un club de una isla situada a 1806 kms de su casa. 

Su pasión por el CD Tenerife le viene desde pequeño cuando un paisano suyo defendía la casaca blanquiazul. “Soy del Tenerife por Felipe Miñambres, me gustaba ese jugador que es de mi pueblo y estaba en el Tenerife y desde entonces siempre digo que soy del Tenerife. La gente se asombra y les digo ‘¿Y tú por qué eres del Madrid? Pues yo soy del Tenerife'”,señala orgulloso Pablo. El maragato nos cuenta, con ilusión y mucho cariño, cuáles son sus primeros recuerdos en clave blanquiazul:”La primera vez que vi a Felipe en un bar en Astorga me dio mucha vergüenza saludarle y mi padre le dijo que era del Tenerife por él. A las semanas Felipe Miñambres se puso en contacto con mi padre y me regaló en persona un escudo del ‘Tete’ tallado en madera“, señala emocionado.

Pablo visitó Tenerife este fin de semana, pero su motivo no fue “por vacaciones ni nada”, es más reconoce que “no he visto ni el Teide, ni he ido de guachinche”  simplemente aprovechó un viaje a Fuerteventura para ver una amiga y así darse un salto a la mayor de las Islas Canarias y cumplir su sueño: ver un partido del CD Tenerife en el Heliodoro. El sábado por la mañana aprovechó para dar una vuelta por la ciudad, pero su objetivo callejeando por la capital estaba claro. “Venía a gastar para ropa del Tenerife que en Astorga no la iba a conseguir. Me llevo casi todo lo que pude pagar: cazadora, chaquetas, todas las equipaciones que había en la tienda, ropa de entreno… Me gasté unos 400 euros. Cuando vuelva a mi pueblo, donde saben de mi pasión por el ‘Tete’, dirán que arrasé con la tienda. Eso sí, me quedó la pena de que no estaba aún a la venta la camiseta azul del aspa. Ya me las ingeniaré para conseguirla”.

Pablo Martínez, orgulloso con todas sus compras del CD Tenerife
Pablo Martínez, orgulloso con todas sus compras del CD Tenerife

Equipado, y junto con un amigo al que le dejó una camiseta blanquiazul, se dirigió a cumplir su sueño: ver al CD Tenerife en el Heliodoro. Lo pudo compartir con la Peña Instinto Blanquiazul en la grada General. “La experiencia fue muy buena. Una emoción indescriptible. Ha sido uno de los días más felices de mi vida, pero con diferencia. Me lo pasé muy bien con los chicos de Instinto Blanquiazul, son muy majos. La primera parte nervioso, pero al final hubo suerte, ganamos y yo lo que quería era cantar mínimo un gol y al final el segundo hasta lo celebré con los peñistas. Nos felicitamos como un tinerfeñista más. Fue increíble. Me sentí super acogido”, afirmó Pablo tras cumplir su sueño.

Pablo entusiasmado con la victoria y aún el nerviosismo en el cuerpo quería más y no dudó en esperar a la salida de los jugadores para llevarse otro recuerdo más. “Sacarme fotos con los jugadores al terminar el encuentro fue espectacular. Me encantó hablar con Vitolo y Aitor Sanz a los que les dijimos que veníamos de León sólo para verles y se sorprendieron y agradecieron mucho. Me dijeron que había sido un palizón y les dije que me daba igual, que si puedo vuelvo el año que viene otra vez”, sentenció.

El aficionado tinerfeñista de Astorga, Pablo Martínez, junto a Aitor Sanz
El aficionado tinerfeñista de Astorga, Pablo Martínez, junto a Aitor Sanz

Se muestra optimista con el futuro del CD Tenerife y el deseo de volver a contar con los blanquiazules, más pronto que tarde, entre los mejores del fútbol español. “Creo que con el cambio de entrenador, y con la suerte que he traído que me han dicho muchos, espero mínimo jugar los playoffs de ascenso. A pesar de estar en descenso, queda toda la temporada”.

Este leonés, amante del CD Tenerife, ya tiene “marcado en rojo en el calendario el 10 de enero para ir a ver al Tenerife en Ponferrada” y lamenta que el Atlántico, y su trabajo, le impidan poder disfrutar más de su equipo.”Si se pudiese ir por carretera iría, siempre que el trabajo me lo permitiese, al Heliodoro“, concluyó.

Y además...

Simple Share Buttons