Cristo: “Queremos que la afición se ilusione, estamos dando la cara”

Cristo: “Queremos que la afición se ilusione, estamos dando la cara”

El canterano del CD Tenerife se ha asentado en el once de José Luis Martí

Por -

Cristo González pasó este jueves por los micros de Bota Heliodoro para repasar la actualidad del CD Tenerife y de paso recordar sus rimeros pasos como futbolista. Declaró que “la plantilla está ilusionada y quiere seguir creciendo cosechando victorias”. Una dinámica positiva, que espera prolongar porque “nos hace trabajar en un ambiente más cómodo; queremos traer más gente al Estadio”.

Sobre el momento actual, también apela a la prudencia debido a que “el fútbol da muchas vueltas y la cuestión es mantenerse con estos buenos resultados”. Una cautela que acompaña con confianza y trabajo en equipo: “Me veo bien, el grupo está bien y, al final, todo eso ayuda, ya que esté quien esté es seguro que lo haga bien”.

El joven futbolista blanquiazul cree que el CD Tenerife es un conjunto complicado de ganar: “Iremos para adelante”. Una racha positiva que quiere prolongar en el tiempo para “ilusionar a la gente”. “Queremos meter a la afición en el Heliodoro Rodríguez López y mantenernos arriba para ver dónde podemos llegar, ya que el equipo está dando la cara y creo que los resultados van a llegar”.

Cristo también tuvo tiempo para repasar algunos momentos de su pasado, que le permitieron ir dando pequeños pasos en firme hasta alcanzar el primer equipo. Con el paso del tiempo disfruta con la sucesión de sueños cumplidos. “Al principio me costó integrarme dentro del CD Tenerife porque era muy pequeño; quería estar con mis amigos de la infancia, jugando en Los Gladiolos, porque me divertía mucho con ellos”.

Sin embargo, con el paso de los años, ha visto recompensado ese esfuerzo: “Creo que me ha salido todo bien”. Una recompensa al trabajo que tuvo sus frutos hace dos temporadas, momento en que él vivía su debut oficial, todavia con Álvaro Cervera en el banquillo. “Me llamaron y me dijeron que tenía que ir a entrenar un martes por la tarde; fui, así lo hice, y también el miércoles por la mañana. Posteriormente fui convocado para un amistoso ante la UD Las Zocas, donde ganamos 1-2 y tuve la suerte de meter el segundo de los goles”, rememoró. El premio gordo llegaba en un encuentro ante la SD Ponferradina: “Pensaba que estaría más nervioso cuando llegase ese momento, pero estuve tranquilo”.

Una pasión por este deporte que le viene de familia: “Mi hermano jugó en las categorías inferiores del CD Tenerife y, aunque de pequeño no me gustaba mucho el fútbol, luego empezó a llamarme interés y a gustarme más”.

Y además...

Simple Share Buttons