El CN Echeyde tira de épica para abrir brecha con el descenso directo

El CN Echeyde tira de épica para abrir brecha con el descenso directo

Los tinerfeños han superado 11-12 al CN Molins de Rei

Por -

Imagen | Lacorchera.com

El CN Echeyde ha dado un do de pecho. Golpe de efecto del combinado tinerfeño en su lucha por la permanencia en la Liga PREMAAT de División de Honor Masculina de Waterpolo. El equipo isleño se impuso en la tarde de éste sábado al CN Molins de Rei, su rival más directo en la batalla a cara de perro por evadir la última plaza (11-12).

Los equipos llegaban a la cita con las espadas en alto y con tan sólo un punto de diferencia que mantenía en el farolillo rojo a los catalanes. El partido no defraudó a nadie, ni mucho menos a los cientos de aficionados locales que se dejaron la garganta para animar a los suyos. No obstante el buen ambiento del inicio pasó a convertirse en todo un funeral, puesto que el Echeyde fue mejor. Lo demostró y gracias a esto respira con tranquilidad. Con esta victoria los canarios abren una brecha de cuatro puntos con el Molins que con esta derrota se hunde y se mantiene al borde del abismo. Cuando restan diez jornadas para que termine la temporada, el Echeyde gana tranquilidad. Una tranquilidad que le permitirá ganar margen de maniobra, teniendo en cuenta que la permanencia directa (sin promoción de por medio) no está tan lejos, puesto que a estas alturas de temporada se encuentra a sólo dos puntos del CW Navarra y a cuatro del CN Catalunya, debiendo ambos visitar la Isla.

Como era de esperar el partido se caracterizó por haber sido de contrastes en el que cualquier error podría desequilibrar la balanza. Tantos unos como otros, conscientes de las virtudes de su rival se mostraron tímidamente férreos en defensa, sin dejar espacio de maniobra. Los chicos de Sergi Pedrerol optaron por hacer una defensa en zona para evitar que los boyas tinerfeños generaran peligro desde los dos metros. Santiago San Martín estaba en todo momento rodeado por varios defensas locales, sin embargo, la preocupación por el boya dejó entrever serios espacios en arco que fueron aprovechados por los de Juan Pablo Sánchez. El portero local se tuvo que emplear a fondo para bloquear lanzamientos ataque tras ataque. Bien es cierto, que del primer tiempo poco se puede decir. Mucho desacierto por ambos lados y un ínfimo 1-1.

El segundo tiempo fue el que logró desequilibrar el partido a favor de los canarios, y eso que pronto los locales darían un golpe sobre la mesa para sorpresa de los visitantes. De la noche a la mañana, el Molins conseguía una ventaja de dos goles (4-2). Este momentáneo resultado lejos de amedrentar a los tinerfeños les ayudó a reaccionar. Se quitaron la presión de encima y fueron capaces de darle la vuelta al marcador de una manera espectacular. Hoy era el día para ser el mejor Echeyde. Hoy era el día para demostrar que con trabajo y paciencia pueden llegar (porqué no) a codearse con los grandes. Es por eso que más allá de las habituales apariciones estelares de jugadores de la talla de Adrián Abad (es el hombre para todo del equipo, y de los más definitorios) aparecieron deportistas de alto nivel que por una u otra razón no acababan de transformar sus ganas en goles en las últimas jornadas.

Eridú Alcalá, una de las piezas más importantes del equipo desde su llegada a la entidad se echó el equipo a la espalda. Supo tirar de experiencia, jugar sus cartas a favor y convertirse en la gran pesadilla de los catalanes que aunque lo intentaron bien es cierto que no pudieron neutralizarse. Estaba en su salsa. Hacía lo que quería. Y al fin y al cabo eso se tradujo después en goles, pero sobretodo en una sensación que no se había visto todavía este año: este Echeyde metía miedo ataque tras ataque.

Sin lugar a dudas se podría decir que gracias a Alcalá (y a Esteban Gómez, que por otro lado, se empleó también a fondo) vimos al mejor Echeyde de toda la temporada: luchador, desafiante y comprometido. Gracias a estas tres premisas, los santacruceros lograron darle la vuelta al marcador y llegar al descanso del partido con una ventaja de dos goles (4-6 Tan sólo empezar el tercer tiempo, el hasta ahora neutralizado Roger Echeverría (una de las piezas claves del equipo; en el partido de ida anotó el solito cinco tantos) acercó a los suyos en el marcador (4-5).

Por un momento la tranquilidad que había ganado el Echeyde pareció haberse puesto en tela de juicio. No obstante, esto duró a penas unos minutos, puesto que de nuevo apareció Alcalá (en esta ocasión en jugada de superioridad) para poner de nuevo la ventaja de dos goles. Los de Sergi Pedrerol, aunque lo intentaban por activa y por pasiva no eran capaces de enviar el balón al fondo de la red, debido en gran parte al enorme rendimiento mostrado por Yurismel Horta bajo los tres palos. La gran intervención del hispano – cubano junto a la incipiente defensa planteada por los de Sánchez hizo que el gol anotado en el inicio del periodo no se haya visto acompañado por por ninguna muestra más de mejoría. Todo lo contrario al Echeyde que se creció, tomó las riendas del choque y hizo con el lo que quiso hasta llegar a poner el 5-9 con el que se terminó el tercer periodo.

Tónica similar la del inicio del cuarto y último tiempo. Empezó el CN Molins anotando con gol de su boya Abraham Alcaide que en un desajuste defensivo de los canarios lograría rematar a placer ante la atenta mirada de su defensa. No obstante a diferencia de lo que ocurrió en el tercer tiempo, el Echeyde se conformó y vendió la piel del oso antes de cazarlo.

Aunque estaban muy tocados, el Molins consciente de la relevancia del partido no tiraron la toalla. La indicaciones de Sergi Pedrerol entre periodos fue crucial para despertar a sus jugadores. Fue entonces cuando apareció la gran estrella del Molins. Roger Echeverría, al que se le veía muy bien físicamente, cogió la batuta de los suyos en ataque. Quiso marcar él, el tiempo del partido y vaya si lo logró y con crecer. Dos tantos suyos de manera consecutiva dejaron con el corazón en un puño a los tinerfeños.

A estos tantos le acompañaría una nueva intervención de Alcaide que desde los dos metros pondría las tablas para alegría de una afición local entregada. Acto seguido, el Echeyde se quiso recomponer de un duro mazazo. Sin apenas darse cuenta, el Molins había puesto las tablas. Un tanto de Eduardo Fernández – Caldas fue repelido por otro del Molins por medio de un lanzamiento exterior de Xavier Domingo. Poco más de tres minutos para el final, y la tensión se corta con un cuchillo. Era el momento de poner toda la carne en el asador y demostrar el porqué se merecían estar en una de las mejores Ligas de Europa.

Fue entonces, cuando apareció de nuevo un desatado Esteban Gómez (acabó con cinco dianas en su haber) para hacer historia con el Echeyde. Casi el solito logró controlar la estampida, pero sobretodo la reacción de los catalanes en el cuarto tiempo. Con dos goles puso un 10-12 que daría un balón de oxígeno al Automotor Canarias a pesar del tanto de Marc Prat a falta de treinta segundos para el final. Con este 11-12 terminaría un partido que supone la primera victoria del Echeyde en la máxima categoría del waterpolo español.

Y además...

Simple Share Buttons