Call of Duty Infinite Warfare ya está aquí

Call of Duty Infinite Warfare ya está aquí

Nueva entrega de una de las sagas de videojuegos más exitosa

Por -

Banner Canal Oio StoreCall of Duty es, sin duda, una de las sagas que más han vendido, venden y probablemente seguirán vendiendo durante mucho tiempo en todas las plataformas. Nos hemos decidido a preparar un análisis no tan centrado en la comparación con anteriores entregas de la saga, pues, aún manteniendo su esencia, está claro que ha querido romper la línea espacio-temporal posicionándose en un futuro que nos pilla algo lejano.

Y lo que más llama la atención, desde luego, es la ambientación futurista. Han decidido darle gran importancia a los asaltos con Jackal, las armas de energía, los drones, robots y espacios estelares bastante impresionantes. Infinite Ward y Activision han puesto mucho empeño por dar un lavado de cara a su saga más famosa, y en Sonyers os contaremos qué han hecho.

call-of-duty

Una primera impresión nos dice que hay grandes cambios en la historia y varios detalles destacables para justificar ese lavado de cara, pero detrás de todo ese maquillaje hay un verdadero Call of Duty, y eso, para los amantes de la saga, es de agradecer.

Una historia no muy original

Todos estaréis de acuerdo conmigo que la historia principal en este tipo de juegos no es su gran fuerte, pues tendremos entre 4 y 6 horas de campaña en la que el hilo argumental está más que repetido en el cine, la literatura e incluso en los videojuegos. No obstante, a pesar de rozar el género de ciencia ficción, nos presenta un futuro posible y esperado, pero no muy cercano.

Después de un prólogo bastante interesante y lleno de acción (como nos tiene acostumbrados Activision), nos topamos de frente con la cruda realidad: la Tierra está en guerra con los habitates de Marte. Hace muchos años, los humanos conquistaron Marte y establecieron allí sus colonias, pero el planeta azul tenía, según su punto de vista privilegios. El capitán Koch será el encargado de liderar las tropas enemigas en una cruzada contra la hegemonía de los terrícolas y tú, Nick Reyes, serás el encargado de evitarlo.

Y a partir de este punto os lo podéis imaginar: ataques, contraataques, traiciones y alguna que otra sorpresa, pero no habrá ninguna escena que te deje con la boca abierta. Quizá podríamos destacar, de todas las partes del modo campaña, las batallas espaciales al más puro estilo Star Wars.

Las batallas espaciales como gran baza

Siguiendo lo que estábamos comentándote sobre las batallas espaciales, son sorprendentes en cuanto a calidad gráfica y a nivel de detalles de  las naves y los planetas. Os dejamos con un gameplay que os hemos preparado para que veáis cómo son.

Como podéis comprobar, la acción no falta, pero terminan siendo algo repetitivas, sobre todo teniendo en cuenta que hay solo dos tipos de misión: una en la que estarás todo el rato en la nave con el objetivo de destruir cargueros del bando contrario y otro modo en el que asaltarás una nave enemiga.

Prácticamente todas estas misiones son secundarias, no forman parte de la historia principal, por lo que si te cansas de ellas, podrás evitarlas. El resto de misiones son muy clásicas y del estilo de este tipo de juegos, pero aderezadas con hackeos, tecnología de última generación, escudos de fuerza y demás ítems que en otros juegos no encontrarás tan fácilmente.

Multijugador, el gran salvador de la saga

Como ya adelantamos en las impresiones de la beta, la rapidez, muerte y los ritmos frenéticos están asegurados en el modo multijugador, como viene siendo habitual en la saga.

Los espacios pequeños y mapas con una gran cantidad de pasillos y esquinas aseguran que no puedas escapar del enemigo tan fácilmente y las partidas fluidas. Además, contaremos con distintos modos de juego ya vistos en los anteriores Call of Duty. En principio, el modo Duelo a Muerte por equipos, el modo Dominio, Baja Confirmada, Juego de Armas y una mezcla de todos ellos son los que ya conocemos. Además, contamos con un modo nuevo llamado Defensor en el que tendremos que proteger un dron a toda costa del equipo enemigo. Podremos pasar este dron a nuestros compañeros y debemos mantener la posesión del mismo el mayor tiempo posible.

imagen-call-of-duty

Para completar la experiencia en el combate, tendremos a nuestra disposición 6 trajes o módulos de combate disponibles. Cada uno de estos módulos será una clase que te dotará de habilidades únicas que se diferenciarán de las de los demás trajes, y dependiendo de tu estilo de juego te convendrá uno u otro. Además, a cada traje podremos asignarle una carga y un rasgo, que vienen a ser dos habilidades adicionales, una activa y pasiva. Todos los elementos podrán ser mejorados conforme vamos subiendo de nivel.

Los 6 módulos de combate son los siguientes:

  • Guerrero: indicado para jugadores que quieran tener sus habilidades equilibradas. Se podría considerar un todoterreno.
  • Mercenario: indicado para un modo de juego más defensivo.
  • Sináptico: un robot con forma antropomórfica centrado en la rapidez y el ataque a corta distancia.
  • Híper: utiliza la última tecnología. Indicado para  jugadores que les gusta correr y disparar y quieran luchar cara a cara con el enemigo.
  • Stryker: indicado para jugadores más tácticos sobre el campo de batalla.
  • Fantasma: especialista en infiltración y ataques a larga distancia

Como puedes comprobar, cada perfil de jugador encontrará el suyo. Además, cada uno de estos módulos tiene un arma secundaria y una skin diferente. La personalización no falta en esta entrega de la saga.

Los amantes del multijugador del Call of Duty estarán de enhorabuena, pues los cambios no han sido radicales, sino todo lo contrario: es bastante continuista, solo cambiará la ambientación.

Gráficos algo pobres y buena jugabilidad

En ciertos momentos, sobre todo en las escenas cinematográficas, el juego se ve realmente bien, y detalles como las explosiones de las naves están bastante bien conseguidas. Sin embargo, las expresiones faciales y los movimientos de los personajes no están a la altura de la generación que estamos viviendo: podrían haberse mejorado y quedan patentes casi desde el principio las limitaciones del motor gráfico.

La sensación de velocidad con las naves no es algo que te alucine, pero no está nada mal. En definitiva, todo lo que tiene que ver con las batallas espaciales dan la talla visual y técnicamente, pero el resto del juego (con los pies en la tierra) tiene sus más y sus menos.

En cuanto a jugabilidad se refiere, te sientes muy cómodo con los controles y con el mando en tus manos. Se nota que tienen experiencia y poco a poco van puliendo todos estos pequeños detalles. Pero hoy en día eso no es destacable, prácticamente todos los juegos bélicos a estas alturas de la película tienen todos sus problemas resueltos.

Los Zombies, un clásico

Y si, es un juego de palabras, porque tiene un tono ochentero que nos ha encantado. El mapa de los zombis se llama Spaceland, y es un parque de atracciones. al fin y al cabo se trata de un experimento que tienen que llevar a cabo unos actores para realizar una película del famoso actor Adam Weyler. La intro de este modo es magnífica, con un estilo que recuerda a la serie de animación de Scooby Doo.

zombies-call-of-duty

Además, nos ha gustado muchísimo todos los pequeños detalles que hay en Spaceland. Por lo demás, nada nuevo. El modo survival ya popular y distintivo de la saga no ha recibido grandes mejoras. Aún así, sigue siendo tremendamente adictivo y, si lo juegas con amigos, sencillamente increíble.

Experiencia VR

Como ya sabéis, la desarrolladora puso a nuestra disposición, de forma gratuita para todos los usuarios de PlayStation VR la experiencia Jackal Assault, en la que tomaremos posesión de un piloto de Jackal y nos veremos sumergidos en una trifulca espacial de las que hablábamos antes. Eso sí, ahora en una verdadera primera persona.

vr-call-of-duty

La calidad de las imágenes que verás a través de las PlayStation VR será de lo mejor que hay ahora mismo. Te recomendamos que si dispones del casco de realidad virtual te descargues la aplicación y lo pruebes, pues al ser gratuita es obligado. El nivel gráfico de este pequeño título demuestra que las gafas pueden dar bastante de sí.

Eso sí, no esperes una gran experiencia. No es más que una demo, y además muy corta. En torno a los 3 o 4 minutos ya habrás terminado la misión y la única posibilidad será empezarla de nuevo. Como podrás imaginar no hemos notado mareos porque prácticamente no te da tiempo a marearte.

Conclusión

El motivo por el cual comenzamos este análisis alertando de que no se iba a basar en comparaciones con anteriores entregas de la saga es más que evidente: no es justo que ante un lavado de cara se siga midiendo con los mismos parámetros. Desde luego, han conseguido cambiar bastantes cosas con respecto a anteriores entregas, pero lo importante es discernir sobre si el juego ha cumplido con nuestras expectativas o no.

Desde luego, sabíamos a lo que nos enfrentábamos y lo que más nos ha llamado la atención, como hemos remarcado en alguna ocasión anterior, es todo lo relacionado con naves espaciales. Han creado experiencias bastante buenas y, a pesar de ser algo repetitivas, desde nuestro punto de vista salvan el juego en el sentido de no caer siempre en la misma mecánica constantemente.

La historia no es para tirar cohetes, desde luego, pero quizá no sea el centro de atención del juego. Quien busque ese modo zombis de siempre o su frenético modo jugador, desde luego tendrá un Call of Duty en estado puro.

Y además...

Simple Share Buttons